David Abarca

 

Reza el dicho que el buen juez por su casa empieza.

El gobernador en una reunión pide a los funcionarios de gobierno tanto estatal como municipal y al sector turístico a darle una manita de gato a Acapulco para que no luzca tan feo como se muestra hasta el día de hoy por la llegada del tianguis turístico.

Señores, lo hemos venido señalando por este medio en reiteradas ocasiones y no por la realización del famoso tianguis, lo hemos venido señalando de la anarquía en la que se encuentra  este destino de playa, y que gracias a las autoridades de los dos niveles de gobierno, que han solapado todo estos actos deshonestos.

Acapulco está inmerso en la corrupción y la anarquía, por permitir el vandalismo y cobros indebidos en las playas, la invasión de calles banquetas, y espacios públicos de vendedores ambulantes, el permitir que los turistas y residentes que quieren admirar el famoso clavado de La Quebrada tengan que hacer sus necesidades fisiológicas en plena calle por el simple hecho de no terminar de arreglar esos baños públicos que ya existen y ponerlos a funcionar, el centro histórico y el zócalo.

¿Me pregunto de qué sirvió tanta inversión adoquinando las calles del centro y remodelando el zócalo? Se suponía que era para darle otra faceta, otra cara a tan desgastada imagen negativa que tenía esa área, pero vemos con tristeza que sigue igual o peor, que lástima tanto dinero tirado a la basura y a los bolsillos de los funcionarios en ese momento,  el deplorable estado en el que se encuentra el parque papagayo, si el gobierno se lo propone se podría dar otra imagen positiva, haciendo un parque temático de Guerrero.

Otra losa pesada es el grave problema vial que causa el transporte público solapado por la misma autoridad que hacen  y deshacen de las calles de Acapulco todo lo que les viene en gana, también se deben de reglamentar las manifestaciones, no es posible que grupos de 20 personas protestando paralicen a toda una ciudad, se tiene que poner orden y disciplina, y que conste que no estoy en contra de manifestarse estoy en contra de las formas cuando estas perjudican a terceras persona.

Señor gobernador, esto que acabo de señalar también es feo, no únicamente  los edificios viejos y abandonados como nuestro ya olvidado Centro de Convenciones de Acapulco que tantos años albergó el Tianguis Turístico.

Si realmente queremos limpiar y mejorar la casa que no sea únicamente porque viene el tianguis, debemos de adquirir el compromiso de todo el año y no únicamente del 7 al 11 de abril, porque estoy seguro de que el turista que viene a Acapulco viene a descansar a relajarse y divertirse y no a tener o encontrar los mismos problemas que tienen en sus ciudades de origen, así que ha ponernos a trabajar que queda poco tiempo…

HASTA LA PRÓXIMA… SI DIOS LO PERMITE.

dabarca.aca@gmail.com

COMPARTIR