Por Ignacio Hernández Meneses

 

Lo que fue un escenario de violencia y sangre el 20 de agosto de 1967 en lo que fue la masacre de La Coprera, hoy podría convertirse en asilo de adultos mayores y niños de la calle, propone el Frente Progresista Guerrerense (FPG)  a la presidenta municipal electa Adela Román Ocampo.

Eloy Cisneros Guillén, representante del FPG, en conferencia de prensa, dijo que tan pronto asuma su responsabilidad como presidente municipal constitucional Adela Román, le propondrán que peste edificio histórico de La Coprera se ponga a disposición del pueblo de Acapulco como un asilo para adultos mayores y niñas y niños en situación de calle.

El ex preso político manifestó que esperan que a este proyecto se sumen las organizaciones defensoras de los derechos humanos y de los niños, y que verán con buenos ojos que el gobierno municipal y el federal retomen el proyecto.

Eloy Cisneros recordó el 51 aniversario de la masacre de los copreros en Acapulco, ocurrida el domingo 20 de agosto de 1967, y cuestionó que a 51 años no haya justicia por la matanza de los copreros.

En relación a las denuncias por abuso de poder que han interpuesto como posesionarios del edificio, también recordó que desde la primera agresión el 12 de octubre del año pasado hasta la última que fue el pasado 29 de junio, no han recibido resultados de las investigaciones por los allanamientos realizados por elementos de las policías municipal, ministerial y del Ejército.

Reprobó las acciones del ex fiscal Xavier Olea Peláez quien se comprometió a dar de baja y castigar a los policías ministeriales que participaron en los ataques, pero no fue así.

Consideró que estas agresiones fueron un acto de provocación por el decidido apoyo que dieron abiertamente a los candidatos de Morena y ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y alcaldesa electa, Adela Román Ocampo.

En este contexto expuso que “nosotros entendemos que esta es una agresión al Frente Progresista Guerrerense, una agresión de intimidación y de hostigamiento, y le exigimos a los gobiernos de los distintos niveles que paren esa política de agresiones”.

“El proceso electoral ya pasó; sin embargo, no vamos a quitar el dedo del renglón de que se castigue a los responsables de estos hechos, y naturalmente queremos que los gobiernos se comprometan a respetar los derechos humanos y nuestros derechos constitucionales”, puntualizó el líder histórico Eloy Cisneros Guillén.

COMPARTIR