Por Ignacio Hernández Meneses

 

Los representantes del movimiento laboral que se declaró en paro de brazos caídos en la Capama, acordaron que firmarán el acuerdo definitivo para destrabar el conflicto laboral que ayer domingo cumplió 15 días.

Este nuevo pacto será a principios de esta semana y que contemplan el desahogo financiero de la paramunicipal, que permitirá salir de la crisis pare entrar a las finanzas sanas.

Francisco Villanueva Vélez, representante de los inconformes señaló que a más tardar este lunes 10, terminará el paro en este cuestionado organismo con el apoyo del gobernador Héctor Astudillo Flores, ya que se está haciendo un estudio para arribar a acuerdos finales.

Cansados pero no rendidos, los inconformes señalan que a pesar de la adversidad, siguen en pie de lucha, “no vamos a dar ni un paso atrás ni para tomar impulso”.

Entrevistados en la planta de El Cayaco donde se concentran para su asamblea diaria, sostuvieron que se mantienen dispuestos a colaborar porque les interesa fortalecer al organismo, “Hemos puesto nuestra mejor voluntad y le hemos respondido a los directivos con nuestra colaboración ahora que nos convocaron a restablecer el mantenimiento en Papagayo II”.

A su vez, Pablo Saligán Paco, explicó que va en marcha el proceso de reinstalación de sus compañeros que habían sido despedidos, por eso también el clamor de justicia de la base trabajadora. Para tal efecto, dijo que se instalará otra mesa de diálogo y concertación para arribar a acuerdos justos que de esta crisis laboral y financiera.

En un recorrido realizado en la planta de Papagayo y El Cayaco, se pudo constatar la firmeza y unidad de la base trabajadora que solo lucha en la defensa de sus derechos laborales.

En el tema de la demanda de destitución del secretario general de la Sección XXVII del SUSPEG, Gilberto Baños Ramírez por incurrir en violaciones sistemáticas y selectivas a los derechos laborales, señalaron que es una asignatura pendiente y que llevan más de 700 de 950 firmas de trabajadores que demandan una asamblea general extraordinaria para proceder con el cambio de secretario general ya que Baños ha incurrido en actos despóticos y autoritarios.

Sostienen que su líder Gilberto Baños dejó al garete el sindicato al buscar un cargo de elección popular pero perdió y ahora no los quiere defender por el contrario, pisotea los derechos de los trabajadores y hasta despidió a cinco trabajadores en forma injustificada, pero se ve que es en represalia por participar en los movimientos pacíficos de protesta que se han realizado.

COMPARTIR