Juan José Romero Ramírez

El alcalde de Eduardo Neri, Pablo Higuera Fuentes se pronunció porque exista una base permanente de la policía del estado y la federación en la zona serrana de su municipio debido a las irrupciones de grupos armados de las comunidades de esa parte del estado.

“Si nos gustaría que estuviera con respaldo de la población un cuartel permanente en esa zona, yo creo que es necesario un programa general que involucre a al gobierno federal, yo estoy en espera que el nuevo gobierno que llegue, traiga una nueva estrategia, para atender estos asuntos”, expuso.

En entrevista, el perredista reconoció que la situación de las cuatro comunidades que pertenecen a su municipio de la parte serrana, es “muy complicada”, y por esta situación el servicio educativo y médico no está funcionando por el temor de maestros y doctores de acudir a sus centros de trabajo y ser agredidos por los integrantes de grupos delincuenciales que operan en la zona.

“Habíamos acordado que este lunes ya iban a empezar a laborar pero con esta situación voy a buscar al supervisor”,  y es que desde hace una semana no hay servicio en las escuelas ni en los centros de salud de las comunidades de Xochilapa, La Laguna, Mirabal y tres Cruces.

Esta situación también ha propiciado la suspensión de algunos programas en esas comunidades como la entrega de zapatos escolares que el ayuntamiento entrega a los alumnos del nivel básico, “por cuestiones de seguridad”.

Así mismo el servicio de transporte que lleva de Chilpancingo a Tlacotepec, cabecera municipal de Heliodoro Castillo se encuentra suspendido por el problema de inseguridad que prevalece en esa zona.

Comentó que en la medida en que la situación “se fuera tranquilizando” las clases en las escuelas y el servicio en los centros de salud se irían regularizando; pese a la presencia de la policía estatal la situación aún no es normal, indicó.

Higuera Fuentes anunció que en breve estará contratando más policías para reforzar la seguridad en la cabecera municipal (Zumpango), aunque reconoció que “ya tiene rato que la policía esta desarmada”, sin embargo, ya han comenzado a regresar algún armamento a los uniformados.

“Ya tenemos elementos certificados y vamos a empezar a trabajar en este asunto también, quiero comentarles que tuvimos muchos rato como unos tres meses, sin tránsito, sin policía municipal, pero ya hoy estamos atendiendo el asunto, se está restableciendo la tranquilidad del municipio”, apuntó.

COMPARTIR