Juan José Romero

Pobladores de la comunidad de Jicayán de Tovar, municipio de Tlacoachistlahuaca, reiteraron su llamado a las autoridades estatales para que intervengan en el conflicto que sostienen con la comunidad de El Jicaral perteneciente al estado de Oaxaca.

 

Los inconformes señalaron que el conflicto agrario que sostienen con sus vecinos de esta comunidad data ya de hace varios años en donde los oaxaqueños han pretendido invadir 50 hectáreas de  tierras en Guerrero

 

“El conflicto comenzó desde 2006, y el gobierno federal lo conoce bien, la Procuraduría Agraria, y Sedatu, y el gobierno del estado conocen bien este conflicto pero se hacen sordos, los gobierno se hacen sordos, no están tomando con la seriedad el conflicto entre Jicayán”, señalo Juvenal Mendoza Agustín comisariado de bienes comunidades de Jicayán de Tovar.

 

Se quejaron que las autoridades han tomado este problema con un conflicto de tierras pero aseguran que no es así porque existe un límite entre el estado de guerrero y Oaxaca que es un río, el cual no han respetado estos últimos.

 

La exigencia es que los tres niveles de gobierno intervengan con la seriedad que el caso amerita, y es que aseguran ya han remitido diversas peticiones al gobierno federal, y pese a los enfrentamientos que han sostenido entre ambas poblaciones no han hecho nada.

 

Pidieron al gobernador, Héctor Astudillo “por favor que vaya y enseñe la colindancia, a donde está el límite del territorio de Guerrero y si no nos va a defender, nosotros nos vamos a defender, si no defiende su territorio nosotros lo vamos a defender”, señalaron.

 

En conferencia de prensa, agregaron que la petición es que la autoridad haga presencia en el lugar para que enseñe a sus vecinos de Oaxaca a donde llega el estado de Guerrero para evitar más conflictos y no avance “más Oaxaca”.

 

Recordó que desde el inicio de este conflicto se han suscitado enfrentamiento entre los pobladores de estas comunidades, de los cuales han dado cuenta a través de las redes y medios de comunicación, incluso aseguran haber estado en la Ciudad de México para exponer su caso ante las autoridades y diputados federales,  dejando la evidencia que se tiene, y hasta ahora nada ha pasado.

 

Por su parte el comisario municipal de Jicayán de Tovar  Epidemio Salazar, a través de su asesor Andrés López, pidió a las autoridades agrarias atiendan este asunto porque desde 2011 se han venido complicando las cosas, y los enfrentamientos habían sido recurrentes, dejando hasta ahora una persona muerta.

 

Fue entonces que las autoridades intervinieron pero, recientemente los tiroteos han siro recurrentes de nueva cuenta lo que ha derivado en una “zona de guerra”, y a pesar de haber acudido a las autoridades a las que ahora piden su intervención antes de que haya alguna víctima mortal.

Aseguran contar con un plano definitivo que los acredita como dueños de la tierra que habitan y cuidan, pero “la gente de Oaxaca inventa historias, inventan chismes con tal de dar largas a este asunto, y lo que ellos quieren es arrebatarnos nuestras tierras”, expuso.

COMPARTIR