Por Ignacio Hernández Meneses

El próximo 22 de octubre, miles de braceros de Guerrero,  le caerán al presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional durante “la mañanera”, para exigir que se cumpla con el pago del pago binacional pendiente desde hace 50 años.

Carmelo Loeza Hernández, asesor de los exbraceros de la entidad dijo que serán miles de todo el país los que, brazo con brazo y con pancartas, realizarán un plantón en el corazón de la República.

Dijo que el objeto es llegar a un acuerdo para definir el monto de los pagos y que los diputados lo incluyan y lo aprueban en el próximo presupuesto 2020.

Precisó que se han realizado diversas mesas de trabajo y se ha negociado la entrega de sus fondos de ahorro con la SER. 

 

Llaman a no caer en el desanimo

 

De acuerdo con el representante legal de ex braceros de Guerrero, Carmelo Loeza manifestó que aún no existe fecha de reunión con el gobierno federal y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para fijar las fechas y montos de pago a campesinos mexicanos, que laboraron en Estados Unidos hace casi seis décadas, y con cuyo dinero fue integrado un fondo de ahorro, el cual el gobierno mexicano nunca les entregó.

Congregados bajo el árbol del desaparecido Café “Astoria”,  el presidente de la Unión de Migrantes Mexicanos de Guerrero demandó a ex braceros, y en algunos casos a sus descendientes, a no caer en desánimo. 

Reconoció que el gobierno no va a entregar de forma sencilla el dinero, “ya que son muchos millones de pesos. En 1964 el de Estados Unidos entregó el dinero a Banrural, fueron millones de pesos”.

Indicó que el último acuerdo logrado con autoridades federales fue el 29 de mayo pasado, cuando la Secretaría de Gobernación conminó a la SRE, a través de una circular, a realizar un encuentro con ex braceros mexicanos para distribuir de forma justa ese fondo de ahorro.

COMPARTIR