Eduardo Salgado Sánchez

La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo informó que a partir de este mes de octubre, el gobierno municipal comenzará a pagar la deuda de la Capama con la CFE heredada del gobierno de Evodio Velázquez Aguirre, la cual asciende a los 300 millones de pesos y que dejó de pagarse desde 2016.

“Hoy –ayer- nos visitaron de la CFE, somos el segundo deudor más grande del país y les pedí que nos dieran la oportunidad respecto a CAPAMA, que no hay ni para pagar los sueldos, hicimos un trato muy respetuoso que nos da la oportunidad de que a partir de mi administración vayamos poniéndonos al corriente a partir de octubre de este año”. Informó.

En declaraciones a reporteros al término de un evento del Conacyt en la zona diamante del puerto, afirmó lo revelado por el síndico Javier Solorio Almazán que en los tres años de gobierno anterior, no se realizó pago alguno al SAT por concepto del ISR.

“Nunca pago al SAT durante tres años y nosotros vamos a proponernos pagar con toda la puntualidad”, señaló.

No obstante, refirió que en el caso del SAT lo único que se hará es devolver el dinero que no fue pagado,

A la pregunta de un reportero de cómo se pagarán los adeudos que afronta el Ayuntamiento en general comentó “es muy difícil que yo te conteste en este momento porque no hay dinero; vamos a absorber las deudas que tengamos que absorber y que estemos obligados a hacerlo; las otras vamos a buscar tocar las puertas de la federación para que se nos apoye”.

A su vez, Román Ocampo dijo que al menos dos mil demandas laborales enfrentan la administración municipal sin embargo, destacó que hasta el momento no han encontrado alguna irregularidad que pueda servir para que las instancias correspondientes finquen responsabilidades al gobierno anterior de Evodio Velázquez.

En ese sentido, Reiteró, que después de los 30 días que marca la ley sobre la entrega recepción informará todas las irregularidades que encontró de la administración anterior y que en los tiempos pertinentes, se citara a una conferencia de prensa para informar lo encontrado.

 

Velázquez Aguirre no realizó el pago del Impuesto Sobre la Renta al Servicio de Administración Tributaria durante los tres años de su administración, cuyo monto asciende a 300 millones de pesos

 

“Nunca pago el SAT durante los tres años y nosotros vamos a proponernos pagar con toda la puntualidad, no hay dinero y vamos absorber las deudas que tengamos que absorber y que estemos obligados a hacerlo”, dijo.

 

Señaló que recurrirá a la federación para cubrir la mayor parte de las deudas que se tienen; asimismo informó que el Ayuntamiento de Acapulco es el segundo deudor más grande del país por la deuda que Capama mantiene con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que mencionó que se reunió con funcionarios de esta paraestatal para acordar algunos convenios.

 

“Hicimos un trato muy respetuoso para que nos den la oportunidad de que a partir de mi administración vayamos poniéndonos al corriente, a partir de octubre de este año”, aseguró.

 

Confió que a través del planteamiento del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pueda aplicarse el borrón y cuenta nueva a los municipios que tengan adeudos con la Comisión Federal de Electricidad.

 

“Habría que ver en qué condiciones para que Capama esté bajo esa situación”, dijo.

 

Por otra parte, sobre la nota periodística que salió en un diario de circulación local, en la que se informa que el ex alcalde perredista, Evodio Velázquez Aguirre, tramitó 68 amparos contra autoridades para no ser detenido, Román Ocampo, dijo que está en su derecho.

 

“Sí él se siente amenazado por alguna autoridad o por alguna Ley, está en su derecho, yo no puedo decir que tenga o no la razón, será la autoridad judicial federal quien determine”, apuntó.

 

Sobre la organización del Festival Internacional La Nao 2018 a realizarse en el mes de noviembre, indicó que pedirán apoyo al Gobernador Héctor Astudillo Flores.

 

“No hay recursos, se quedó sin dinero el Ayuntamiento para la Nao y ahí vamos a pedir apoyo al Gobernador, se va a realizar, claro que sí, aseguró Román Ocampo.

 

Sobre las amenazas a sus funcionarios, la primer edil de Acapulco, mencionó que ésta en la mayor disposición de brindar seguridad especial a quienes lo requieran.

COMPARTIR