Eduardo Salgado Sánchez

Acapulco, Gro., 09 de mayo de 2018.- El vocal de la Unión de Vigilantes de Autos y Anexos de Acapulco, Martin Picaso López reprochó que el primer edil Evodio Velázquez no cumplió con la seguridad ni con las decenas de compromisos de campaña y que la inseguridad mantiene sumido en el terror al puerto.

En declaraciones e Enfoque Diario en el zócalo de la ciudad, Picaso López lamentó la balacera suscitada en el Zócalo que arrojó un muerto, dos heridos, la huida despavorida de las familias presentes y preguntó en dónde está la policía municipal.

Manifestó que desde hace varios meses atrás, el Zócalo de la ciudad dejó de ser vigilado por las corporaciones de seguridad de los tres niveles de gobierno, “antes estaba la policía federal vigilando y ahora ya no, le mera verdad es que la policía municipal no hace nada, solo se gasta la gasolina de las patrullas paseándose a lo tonto”.

“Yo no estoy en contra del presidente municipal pero la verdad es que cuando andaba en campaña aquí el prometió que nos daría seguridad, que nos daría apoyos y al final de cuentas nada ha hecho, el Zócalo esta convertido en un mercado, toda esa gente que está aquí es la que vendía en El Malecón, venden elotes, tacos y hasta frutas y verduras, de que sirvió que Evodio llegara a la presidencia si no ha hecho nada”, reprochó.

Dijo que por el contrario, Evodio Velázquez llegó a frenar los ingresos económicos de las personas de la tercera edad que se dedican al oficio de “viene viene” con la instalación de los parquímetros, “aquí en Acapulco ya no hay trabajo y menos para la gente mayor, nos quitaron nuestro trabajo”.

A su vez, criticó que mientras el primer edil anda más preocupado por las campañas políticas de sus compañeros de corriente “Nueva Mayoría”, caso concreto de su esposa Perla Edith Martínez Ríos quien aspira a ser diputada local por el noveno distrito, “la seguridad va de mal en peor, el señor no ha trabajado como debe de ser, su esposa nunca va a ganar por su mala imagen que ha creado ante la ciudadanía”.

Martín Picaso aseguró que hace tres años, cuando el municipio se quedó sin policía municipal por huelga y entró en su lugar la policía federal división gendarmería si había seguridad en el puerto, “pero regresó la policía municipal y volvieron los asaltos, extorsiones, es la realidad”.

De tal modo que exigió al presidente municipal “que se ponga a trabajar y deje de andar en campaña porque nada ha hecho, en cuanto a inseguridad vamos de mal en peor y la verdad no peca pero incomoda”.

COMPARTIR