La sospecha de los supuestos ataques, que en un principio fueron considerados sónicos, se fundamenta en pruebas de comunicaciones interceptadas por las agencias de inteligencia estadunidenses.
Las agencias de inteligencia estadunidenses que investigan los misteriosos “ataques” que afectaron al personal diplomático de EU en Cuba y China apuntan a Rusia como principal sospechoso de la autoría, informó la cadena NBC, citando fuentes de la investigación.
La sospecha de que Rusia está detrás de los supuestos ataques, en un principio considerados sónicos, se fundamenta por pruebas de comunicaciones interceptadas, conocidas en el mundo de los espías como señales de inteligencia, acumuladas durante una larga y continua investigación que involucra al FBI, la CIA y otras agencias de Estados Unidos.
COMPARTIR