Juan José Romero

El titular de la Secretario de Trabajo y Previsión Social (STPS), del gobierno estatal  Oscar Rangel Miravete, lamentó la desaparición algunos programas federales y otros se encuentren suspendidos porque los estén revisando, por lo que ahora los estados operan con sus programas propios.

El funcionario estatal reveló que programas como el de “Apoyo a los repatriados” ya no está funcionando, el cual permitía a los mexicanos que son detectados como indocumentados y que el gobierno de Estados Unidos los regresaba, que se les apoyara con recursos económicos para que instalaran un negocio de alguna actividad parecida a lo que hacían en el vecino país para aprovechar su experiencia y ahora ya no es posible ayudar a ese sector, advirtió.

 

Rangel Miravete recordó que el año pasado se otorgaron 800 proyectos productivos de ese tipo, sin embargo, éste año está suspendido y no hay manera de ayudar a los paisanos guerrerenses que ya tenían varios años en ese país, “y que ahora regresan a su estado sin ese apoyo; es frustrante para muchos”.

 

Refirió que el gobierno federal inició, con ese programa, luego de las amenazas del presidente Donald Trump de sacar de su país a todos los latinos indocumentados, se despertó mucho interés; de tal modo que ahora se va a continuar con el proyecto pero solo con recursos en concurrencia entre el gobierno del estado y los municipios.

 

El funcionario estatal se dijo preocupado porque lejos de apoyar los programas que generan empleo, el gobierno federal ha despedido a muchos trabajadores de dependencias de ese nivel, “y todo parece indicar que ese programa de recorte federal va a continuar, y el gobernador Héctor Astudillo ha estado haciendo frente a esas crisis”, porque la intensión del gobernador dijo es que no queden sin empleo, y que sigan contando con lo necesario para llevar sustento a sus familias.

 

Consideró que el gobierno federal no debe tasar con el mismo rasero “y pensar que todo mundo era corrupto y que hay que correrlos a todos, creo que tienen ellos que hacer revisión de programas que han sido muy exitosos y que están funcionando”, pero insistió que no deben desaparecer.

COMPARTIR