Guillermo Hernández Acosta

En dos hechos diferentes, la tarde del pasado viernes elementos de la Policía Preventiva Municipal reportó el hallazgo de restos humanos en una huerta que se ubica dentro del ejido de El Súchil en el punto conocido como La Parota.

Entre los matorrales un campesino encontró un cráneo, huesos de las extremidades y parte del tórax lo que hace suponer que fueron animales los que comieron gran parte del cuerpo prácticamente consumido también por las inclemencias del tiempo.

En otro suceso un joven de oficio taxista que respondía en vida al nombre de Julio César Lino Quiroz de 22 años originario de Tecpan de Galeana, fue encontrado sin vida en un camino de terracería adyacente al camino que conduce a la población de Tetitlán.

Al trabajador del volante se le apreciaban dos impactos de arma de fuego, uno en el área del tórax y otro en la cabeza sin identificar el calibre del arma de fuego que fue utilizada para darle muerte.

De acuerdo a los datos proporcionados por el personal de la fiscalía estatal, el taxista tenía su domicilio en la colonia Emiliano Zapata, conocida también como el Campito.

COMPARTIR