Guillermo Hernández Acosta

Habitantes y restauranteros de la playa de Boca-Chica en Tecpan se mantienen alertas por el fuerte oleaje provocado por el fenómeno de mar de fondo, que desde la madrugada de hoy martes empezó a llegar hasta la zona de las enramadas.

 

Jesús Oldman Pino delegado de esta población señaló que los pescadores retiraron de la orilla de la playa sus embarcaciones y las amarraron a postes de concreto para evitar que la corriente del agua las arrastre mar adentro.

 

Así mismo, en las viviendas las personas subieron a tarimas construidas de madera sus aparatos electrodomésticos y todos aquellos utensilios de cocina, además de bancas y mesas de sus restaurantes.

 

El representante de esta localidad agregó que el oleaje incremento aún más en los primeros minutos de esta mañana llegando el agua salada hasta el estero preocupando más a los dueños de los negocios.

 

Los pobladores pidieron el apoyo de Protección Civil del municipio quienes llegaron recomendaron mantenerse atentos ya que el fenómeno de mar de fondo seguiría afectando al menos las próximas 48 horas.

 

Cabe señalar que los restauranteros no reportaron daños en sus negocios.

COMPARTIR