Por: Dunia Bazán

En condiciones insuficientes trabajan las estaciones de bomberos de Farallón, Pie de la Cuesta, Coloso y Diamante pues los rescatistas carecen de trajes profesionales, les hace falta el casco, lámparas, guantes y botas especiales para realizar trabajos en caso de siniestro, sus trajes no cuentan con tanques de oxígenos para poder internarse en un ambiente caliente.

En un recorrido por la estación de bomberos de Farallón, el equipo de Enfoque Informativo se percató que en las instalaciones están abandonadas, las unidades que podrían ser reparadas, algunas ambulancias están en abandono y podrían brindar servicios a la comunidad si estuvieran reparadas.

Los bomberos carecen de equipos de respiración autónoma, así como de equipos de primeros auxilios y equipos de seguridad industrial, no hay arneses, tampoco andamios, la estación de Farallón está en completo abandono, ni siquiera podan las plantas silvestres que crecen en el estacionamiento.

Al  no tener equipo adecuado corren riesgo la vida de los voluntarios quienes se arriesgan a sofocar los incendios sin máscaras especiales que los cubren del humo, situación que no solucionará el daño ningún aumento de salario.

Estas condiciones también afectan el bienestar de la población pues no hay un cuerpo de rescate que pueda actuar eficazmente porque no cuentan con los instrumentos para poder actuar en caso de un siniestro, tomando en cuenta que tampoco hay capacitaciones profesionales-prácticas que permitan mejorar el servicio a la comunidad.

Al cuestionar al alcalde sobre las condiciones de trabajo de los bomberos, presumió de haber dado aumento del tan solo un diez por ciento y también haber basificado a parte del personal, diciendo que hoy hay mejores condiciones de trabajo y que ha sido el único gobernante que ha invertido en dicha dependencia.

No hay mantenimiento a ninguna de las cuatro estaciones de bomberos, el personal trabaja a marchas forzadas con equipo viejo y aunque son los héroes anónimos también tienen grandes carencias en sus oficinas.

COMPARTIR