Juan José Romero

El encargado de despacho de la representación en el estado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Humberto González Quintero afirmó que en un plazo de mes y medio llegará el fertilizante al campesino, para el abono del cultivo de maíz de la temporada productiva de Primavera-Verano.

Recordó que, tras el proceso del registro de los productores, cuyo plazo concluyó el pasado 7 de mayo, se iniciará con la depuración de la lista, para que únicamente reciban sus vales de beneficio aquellos quienes hayan cumplido con el requisito establecidos en las reglas de operación.

 

La Sader federal tendrá la responsabilidad de corroborar los datos, y con base a ello, se comenzará con la solicitud del insumo, aunque la proyección es hacer compras para 450 mil hectáreas de cultivos de maíz, que implicarán 140 toneladas de sulfato de amonio y 100 mil toneladas más de fosfato diamónico, lo que se conoce como “DAD”, pero además un paquete adicional de semilla mejorada.

 

Entrevistado en sus oficinas, en las oficinas de lo que antes fue la delegación de la SAGARPA (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación), aseguró que está garantizada la distribución del insumo para los productores guerrerense, sólo que con un esquema diferente.

 

“Se está trabajando en un esquema muy completa de coordinación con las dependencias involucradas, y desde luego, con una gran intervención del gobernador, Héctor Astudillo Flores, para asegurar que este insumo llegue productor”.

 

González Quintero, informó que, hasta el cierre del proceso del registro, se tiene un listado de 400 mil productores inscritos, posterior a esto, se comenzará con la etapa de la revisión, para determinar quienes cumplen con los requisitos, a ellos, “se les emitirá un vale para que acudan a los centros de distribución”, a fin de que reciban el beneficio.

 

A la par de la depuración del listado, también se definen las rutas de distribución. La Sader tendrá injerencia hasta que llegue a los puntos de distribución y entrega de vales, después de ello interviene otro organismo, que es la coordinación estatal de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

 

El funcionario federal aseguró que finalmente sí habrá participación de los presidentes municipales, para la distribución del insumo hasta el campo de cultivo, particularmente en lugares de difícil acceso, “los costos nos asumirá la autoridad municipal”, ese dijo, ya es un acuerdo.

 

Rechazó que el insumo llegue tardío al campesino, debido a que el pronóstico de la temporada de lluvias, será regular, hasta a mediados del mes de julio próximo.

COMPARTIR