Juan José Romero Ramírez 

Chilpancingo, 7 de octubre de 2019.- El gobernador, Héctor Astudillo Flores aseguró que en el municipio de Apaxtla,  sólo se determinó reducir los horarios de los centros de diversión para disminuir el consumo del alcohol y de las drogas, sin llegar al “toque de queda”.

La semana pasada, la policía comunitaria perteneciente al Movimiento Apaxtlense Adrián Castrejón, difundió a través de las redes sociales un comunicado, en el que dio a conocer la determinación de un “toque de queda” por problemas de la inseguridad, y para disminuir el consumo de drogas y el alcohol.

En este sentido Astudillo Flores consideró que se tomaron medidas “excesivas” con la difusión de un comunicado, en el que se establecieron hasta multas para los ciudadanos que  no acataran la medida y que estuvieran en la vía pública posterior a las 23:00 horas, como horario límite para no salir de casa.

“Lo que ha sucedido, es que hay una determinación de varios de los actores que están ahí para enfrentar el tema del alcoholismo y las drogas, y entonces, alguien se le dijo que se iba a cerrar más temprano y se fue la nota, pero no hay nada extraordinario”, indicó.

En entrevista, luego de encabezar honores a la bandera, por el inicio del mes de octubre, insistió: “Hay una determinación de disminuir los horarios para enfrentar el alcoholismo que hay, y seguramente el consumo de droga, pero no hay otra cosa”, y afirmó que se ha excedido en la emisión de un comunicado sobre un toque de queda difundido a través de redes sociales.

Aseguró que ha mantenido una comunicación permanente con las autoridades municipales de Apaxtla en torno al tema de la seguridad, y “lo que se está haciendo es que son más rigurosos con el tema de los horarios”, insistió el mandatario.

Mencionó que recientemente estuvo en Apaxtla y no encontró nada anormal, e insistió en que la medida de imponer un “toque de queda”, es una medida extrema.

Por su parte el vocero para la coordinación para la construcción de la Paz en el estado, Roberto Álvarez Heredia aseguró que la incidencia delictiva en Apaxtla no es alta, y tampoco representa un “foco rojo” para el tema de la inseguridad.

COMPARTIR