Eduardo Salgado Sánchez y agencias

 

Para vigilar las distintas escuelas del puerto de Acapulco ayer, llegaron dos batallones del ejército mexicano, como parte de la estrategia para dar seguridad al regreso a clases después del periodo vacacional de invierno.

Para ello este lunes retornan más de un millón 300 mil alumnos de todos los niveles educativos de 12 mil escuelas, luego de concluir el periodo vacacional de diciembre, informó la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

En un comunicado de prensa, la dependencia a cargo de Arturo Salgado Urióstegui  indicó que como parte de las acciones de seguridad que se han venido realizando cada inicio de clases, luego de concluir las vacaciones, en coordinación con los tres niveles de gobierno se implementan operativos de vigilancia en las escuelas.

Se informó que solo 43 planteles educativos, equivalentes al 0.35 ubicados en la sierra de la entidad no se reanudarán labores debido al conflicto de las policías comunitarias en las poblaciones de esa región.

“Hay una estrategia de seguridad y acciones en la que participan los elementos de la Secretarías de la Defensa Nacional, de Marina Armada de México, de Seguridad Pública federal, de la Secretaría General de Gobierno del estado y la Secretaría de Seguridad Pública estatal para reforzar la seguridad en diversos puntos del estado”, puntualizó la dependencia estatal.

Apenas el jueves, a cuatro días del regreso a clases, la mesa de Coordinación para la Justicia y la Paz de Guerrero, acordó que dos batallones de la Secretaría de la Defensa Nacional, unos mil 200 efectivos, adscritos a la IX Región Militar, se harán cargo del programa “Operativo regreso a clases” en los municipios de Acapulco y Chilapa.

El General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, José Francisco Terán Valle, Comandante de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, informó que un batallón, conformado por unos 600 militares, será asignado al puerto de Acapulco y otro al municipio de Chilapa.

En dicha reunión de Coordinación para la Justicia y la Paz de Guerrero, también se definió que tanto en el puerto como en Chilapa participará personal de la Policía del Estado de manera coordinada con las fuerzas federales, para garantizar la seguridad de más de un millón 200 mil alumnos en las 13 mil 500 escuelas ubicadas en las siete regiones de la eternidad y para los 12 mil 500 docentes.

*** Incrementen vigilancia y conclusión de trabajos de reconstrucción, piden padres de familia

Al iniciar la segunda parte del ciclo escolar 2018-2019, el presidente de la Asociación de Padres y Tutores por la Educación en el Estado de Guerrero, Fernando Díaz Ángeles pidió al gobierno estatal a que no solo mantenga la vigilancia en los planteles educativos en la entidad, sino que la seguridad se incremente con la llegada de más elementos a las escuelas.

Consultado vía telefónica por Enfoque Diario, Díaz Ángeles dijo que la vigilancia brinda confianza a padres, estudiantes y docentes y que debe ser permanente la presencia y rondines de los soldados, marinos y policías estatales.

“Queremos que realmente se prevenga el delito, pues no queremos lamentar que algún alumno, alumno se desaparezca o que algún profesor sea levantado, queremos que se garantice la integridad de toda persona que tenga que ver con la educación en toda la entidad”, indicó.

A su vez, pidió al gobierno estatal se redoblen los esfuerzos para que en este año sea concluidas la sobras de reconstrucción en planteles que sufrieron dalos parciales o totales a raíz de los sismos del 2017.

Expuso que aún hay planteles donde los trabajos van muy lentos y perjudican el nivel de aprendizaje de los estudiantes, como el caso de la Escuela Primaria matutina-vespertina Ricardo Flores Magón de la región Acapulco-Coyuca ubicada en la colonia Alianza Popular.

Expuso que dicho plantel sufrió daños en dos muros de contención y que pese a que la escuela fue elegida para su remodelación por los daños estructurales, donde ya fue demolido un edificio, los avances no llegan ni al 10 por ciento.

Indicó que una secundaria vespertina, de la cual no especificó nombre ubicada en la colonia Altamira prestó sus instalaciones para el turno matutino durante un ciclo escolar, pero argumentó que hay incertidumbre en los cerca de 400 estudiantes afectados que aún no tienen su plantel renovado.

Ante ello, llamó al mandatario Héctor Astudillo poner atención en los alumnos que aún sufren afectaciones por planteles en reconstrucción.

Finalmente, Díaz Ángeles llamó a los delegados de las regiones educativas y supervisores a hacer cumplir a cabalidad el calendario escolar restante.

Indicó que en la primera mitad del ciclo escolar de 195 días, de 82 días que comprende el calendario, se perdieron 25 días por lluvias, protestas y festejos, “solo se han cumplido 57 días que equivalen al 69.5 por ciento de clases”.

Confió en que la segunda mitad del calendario de 113 días, las clases se cumplan a cabalidad en beneficio de los estudiantes de la entidad.

COMPARTIR