Enfoque Informativo

Acapulco Gro., 18 de septiembre del 2020.- Después de cuatro días, ni la empresa SIMSA, propietaria de la pipa accidentada el lunes 14 de septiembre en la avenida Escénica, ni Pemex, quien renta dicho vehículo para el acarreo de combustible, se hacen responsables de cubrir los gastos médicos y daños ocasionados a la señora María Magdalena Díaz Orbe, quien resultó gravemente herida por esos hechos.

El señor César Navarrete, esposo de la víctima, denunció que hasta este viernes son más de 100 mil pesos que se le adeudan al hospital Farallón, en dónde está siendo atendida, con el riesgo de que le nieguen la atención si no se cubre dicha cantidad que cada día va aumentando, dada la gravedad de las lesiones que presenta.

María Magdalena es la persona que tripulaba con dirección a Las Brisas la camioneta color azul que quedó prensada sobre el acotamiento del puente a la altura del acceso a Cumbres de Llano Largo, luego de que la pipa de doble remolque, que circulaba con dirección a La Base, se salió de su carril e invadió el contrario.

Lo más lamentable, señaló César, es que el Ministerio Público dejó en libertad al chofer causante del accidente, sin que él ni la empresa para la que trabaja, ni Pemex, se hicieran cargo de los daños ocasionados, mucho menos de los gastos hospitalarios de su esposa.

El familiar de la víctima, con la impotencia reflejada en el rostro, exigió a las autoridades que se haga justicia, a la vez que dio gracias a Dios por el hecho de que la pipa, con capacidad para más de cien mil litros de combustible, no haya explotado, de lo contrario se estaría hablando de una tragedia mayor.

Al respecto, agradeció al Cuerpo de Bomberos la valentía que mostraron para rescatar a su esposa de los fierros retorcidos, en especial un elemento que a pesar de que sus compañeros decían que se retiraran, porque la pipa podía estallar de un momento a otro, él se mantuvo firme y no desistió hasta rescatar a la víctima.

COMPARTIR