Agencias

En media hora, Guadalajara y Zapopan, Jalisco, recibieron la cuarta parte de la lluvia que generalmente cae “en todo junio”, destacó el coordinador de la Unidad de Protección Civil y Bomberos zapopano, Sergio Ramírez López. El nivel del agua subió rápidamente y sorprendió a vecinos de la colonia La Martinica, donde más de 70 casas sufrieron anegaciones.

Hoy observan los estragos que causó la tromba del domingo pasado y tratan de recuperar su patrimonio con palas y cubetas; resguardan sus pertenencias e incluso a sus mascotas.

Fernando Flores, quien con su familia vive en Paseo de los Manzanos, relata que a las seis de la tarde “empezamos a mirar que se taparon los registros, comenzó a subir el agua y decidimos abandonar la casa; vimos que el arroyo (La Martinica) se tapó. Algunos corrieron casas arriba con vecinos y otros fueron a buscar a sus familiares mientras seguía lloviendo”.

Afortunadamente, esta vez la “lluvia atípica”, como coincidieron en llamarla todas las autoridades, dejó saldo blanco y solo pérdidas materiales. En La Martinica hay nueve familias que trabajan en un taller de torno, donde el agua aún escurría de las máquinas y herramientas a 20 horas de la tormenta.

COMPARTIR