Enfoque Informativo

Chilpancingo, Gro., 07 de Junio de 2018.- La Secretaría de Protección Civil Guerrero, informó que para las próximas horas se prevé la ocurrencia de precipitaciones y tormentas de fuertes a puntuales muy fuertes en todo el estado, debido a una zona de inestabilidad con un potencial del 40 por ciento de desarrollo ciclónico en 48 horas.

Dicho sistema se localiza la tarde de este jueves a 435 kilómetros al sur – suroeste de la desembocadura del río Suchiate, en la frontera de México con Guatemala, mismo que podría evolucionar a una depresión tropical en el transcurso del día sábado, con la posibilidad de convertirse en tormenta tropical o huracán a inicios de la próxima semana.

Ante este pronóstico, la Secretaría de Protección Civil Guerrero emitió un aviso preventivo a la población en general y a las autoridades municipales, para que extremen medidas de prevención ante la posibilidad de tormentas fuertes a puntuales muy fuertes para las próximas 96 horas.

Para ayer, jueves se esperan intervalos de chubascos de 25 a 50 milímetros, incrementando el potencial de precipitaciones durante los días viernes, sábado y domingo, cuando se prevé la ocurrencia de tormentas puntuales intensas de 75 a 150 milímetros, así como tormentas puntuales torrenciales de 150 a 250 milímetros para el día lunes.

Cabe señalar que la zona de inestabilidad o posible ciclón tropical, a partir de este fin de semana ocasionará un incremento de oleaje y marejadas en las costas de Guerrero, alcanzado una altura superior a los 3 metros, los días lunes 11 y martes 12 de junio.

La dependencia estatal vigila el comportamiento y posible evolución de dicho sistema meteorológico, a fin de emitir los avisos y alertamientos oportunos a la población en general y a las autoridades municipales.

En consecuencia, recomienda a la población mantener medidas de prevención, principalmente quienes habitan en zonas de alto riesgo, durante la manifestación de tormentas locales, acompañadas de fuertes vientos y la caída de granizo.

También pide mantenerse informados de las condiciones climatológicas y no hacer caso a falsos rumores.

Alejarse de zonas de inundación, de los márgenes de ríos, lagunas y presas, así como laderas inestables propensas a deslaves o derrumbes.

Mantener vigilancia en escurrimientos que pudieran presentarse en zonas bajas, y tener precaución con el riesgo de caída de árboles, espectaculares y tendido eléctrico.

Por último, reportar cualquier incidencia al número de emergencias 911.

COMPARTIR