Juan José Romero

La diputada Silvia Romero Suárez durante  su participación como testigo de honor en la firma de convenio entre la Auditoría Superior del Estado y el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (ITAIGro),  indicó que con estos tiempos de cambio que se viven a partir del primero de julio, en el ámbito de gubernamental, la transparencia y la rendición de cuentas deben ser una premisa ante el reclamo ciudadano.

“Las pasadas elecciones nos demostraron que la ciudadanía cada vez más empoderada está tomando cada vez decisiones importantes en el destino de las instituciones públicas, hoy quienes aspiremos a un representación popular a un cargo público debemos pensar primero en la gente, el bienestar de las familias  que en los sueldos que vamos  a tener”, enfatizó.

Dijo que serán las nuevas generaciones quienes sean testigos de estos cambios no solo políticos sino de pensamiento en donde los políticos pongan por delante los intereses colectivos que el personal o de grupo, “es un anhelo de todos”.

“El cambio que tenemos que dar los actores políticos es importante, y que este cambio actitudinal será una parte importante en el ejercicio de la función pública”, expuso la legisladora local.

Destacó la firma de convenio entre ambas dependencias, ITAIGro, y la ASE, ya que con ello se dará respuesta a la ciudadanía que reclama transparencia y rendición de cuentas de sus servidores públicos.

Como congreso local, dijo la cultura de la transparencia en combinación con el ejercicio de la rendición de cuentas ha sido una tarea que loso legisladores han impulsado, prueba de ello dijo la iniciativa que se aprobó para el combate a la corrupción.

Consideró que organismos como los arriba señalados, son parte importante a la respuesta que la gente reclama para lograr tener gobiernos que trabajen en beneficio de la ciudadanía y que los recursos públicos sean canalizados a las obras y programas para los cuales fueron etiquetados, indicó.

Dijo además que ejemplos hay muchos, y refirió la resistencia que aún prevalece en algunos ayuntamientos donde se niega el derecho a saber cuánto ganan los funcionarios por considerar que sería escandaloso para la ciudadanía saberlo, apuntó.

COMPARTIR