La opción conocida como Brexit “duro” fue rechazada por el Parlamento británico con 312 a favor y 308 en contra. Esta votación no es vinculante y no impide la salida del Reino Unido de la Unión Europea, sino que abre la posibilidad para que se vote este jueves a favor de solicitar una extensión del periodo de negociaciones. Si dicha moción es aprobada, el Brexit se prolongaría más allá del 29 de marzo.
COMPARTIR