*La reforma al 14 constitucional local

 

                                                     Por Federico Nogueda Berdeja

El caso de José Alberto (El Güero) Alonso y el todavía alcalde Evodio Velázquez, más que analizar, o reflexionar es interrogar, ya que el estilo del Alonso siempre ha sido de accesibilidad, buenos tratos a la gente y como él lo ha declarado, en lo que hoy se le cuestiona, ‘tengo todo en orden mis comprobantes’, y que está listo.

Un porqué que todos se hacen sería: ¿por qué el alcalde hasta ahora en la grabación filtrada, quiere aplicar la ley, a lo que él ha considerado han caído en actos de corrupción? Desde el segundo año de gobierno de Evodio en el Congreso del estado y otros dirigentes de partidos, le habrían señalado casos de corrupción, pero no actuó.  

Quizás todavía no se daba cuenta, o no creía, o simplemente a los que señalaban no se los podía comprobar por ser los señalados unas ‘cuchas cuereras’ en la administración; y además quizás en esos momentos no eran prudente por sus aspiraciones políticas, que comenzaba a trabajar.

Más que un problema financiero de comprobación, pareciera más bien, un rompimiento de amistad, si algo le ha caracterizado al (Güero) Alonso, es ese carisma de hacer amistad, pero hoy parece que no les gustó ambos algo y se fracturó la relación.

Porque de acuerdo a las declaraciones de José Alberto Alonso, se nota muy seguro de su paso por la Dirección de Saneamiento Básico, del Ayuntamiento, tiene todo en orden sus comprobaciones, ha manifestado incluso de su queja en su momento, de que casi siempre careció de apoyo material por parte del actual presidente, donde habría un buen presupuesto en millones que nunca lo vio la dirección.

Por ello de actuar jurídicamente el alcalde Evodio, cabría la posibilidad de exhibirse, no quedar mal, sino ser exhibido, por la defensa practica y segura que haría el presunto acusado en los manejos administrativos de Saneamiento, y a como se aprecian sus declaraciones, la libraría en un dos por tres.

 

La reforma al 14 Constitucional local

Vaya que, si levantó polémica el paquete de reformas que envió el gobernador Astudillo al Congreso del estado, sobre todo en el caso del artículo 14, sobre el nuevo rol que jugarán los pueblos originarios y afromexicanos en Guerrero.

Por su puesto que no hubo una gran satisfacción por los sectores donde se va aplicar la nueva reforma, donde han considerado que no cumple esa reforma en el caso específico de sus policías o autodefensas, y que para ellos en esta reforma ha desaparecido el nombre de autodefensas.

Pero el detalle de esta reforma es, que su planteamiento desde su lectura no fue clara o entendible, incluso hasta los propios diputados, fueron pocos realmente los que entendieron el mensaje de la reforma, por ocasiones era ambigua y otras más abierta.

Quizás eso obedeciera a la recopilación que se hizo de otras propuestas que fueron incluidas, aunque en el debate señalaron que no fueron incluidas otras propuestas, lo que debe de aclararse que ahorita se reformó el artículo 14 local, donde va a dar la apertura y mayor debate hacia la otra Ley secundaría 701.

En la 701, cuando llegue ese momento, ahí se va a ver el nombre si, autodefensas, policías comunitarias, rurales, indígenas, y por supuesto la realidad pura, hasta donde serán los límites jurídicamente que puedan abarcar estas formas de brindar seguridad a los indígenas, ante la figura jurídica del estado.

Hoy prácticamente fue solo una apertura para sentar bases en educación, proyectos productivos, salud y demás figuras que se vayan adaptar hacia los pueblos originarios, de no ser así, ahora si vendrán esas protestas masivas en todo el estado, hasta reventar al reforma.

COMPARTIR