Juan José Romero

Derivado de lo que en los últimos días se ha conocido, que los organismos operadores de agua de los municipios de Chilpancingo y Acapulco,  enfrentan una problemática de liquidez para cubrir las deudas históricas que tienen con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que ha traído como consecuencia que la paraestatal les corte el suministro de energía eléctrica afectando el servicio de distribución del agua, y ocasionando el descontento de la ciudadanía, el congreso propuso el establecimiento de mesas de trabajo con la CFE y revisen los adeudos históricos de estos y otros municipios.

La fracción parlamentaria del PRD, expuso durante la sesión de este martes, que el tema del agua tiene dos aspectos: “la disponibilidad de los recursos (suministro) y la demanda existente. Este último aspecto, crucial en la gestión del recurso del agua, es frecuentemente subestimado. Muchos problemas de abastecimiento no existirían, o serían mucho menos graves, si se formularan e implementaran políticas y estrategias que tuvieran más en cuenta el problema de la demanda.

Los legisladores consideraron necesario que  esta problemática sea atendida de manera integral, y no sólo los municipios que se están viendo afectados, dado que los municipios de Iguala, Taxco  y Zihuatanejo, también cuentan con organismos operadores de agua potable y también enfrentan problemas de liquidez,

“Debemos interceder para que la Comisión Federal de Electricidad, a través de la mesas de trabajo con los titulares de las Administraciones Públicas Municipales, busquen mecanismos que permitan generar esquemas de pagos acordes a las posibilidades de cada ente municipal, buscando no afectar la prestación del servicio de agua potable”.

Las principales causas que han generado la falta de liquidez de los organismos operadores de agua municipales, son los malos manejos administrativos, así como la falta de pago de los ciudadanos por la prestación del servicio, lo que se está convirtiendo en un círculo vicioso que en nada contribuye en la operatividad de las paramunicipales encargadas de la prestación del servicio de agua potable.

Los perredistas señalaron que se debe pugnar porque se realicen las auditorías correspondientes que permitan conocer quien o quienes son los funcionarios que cayeron en alguna responsabilidad administrativa o penal, y en su momento la autoridad fiscalizadora,  instaure los procedimientos sancionadores en contra de quienes cayeron en actos de corrupción.

En este marco plantearon exhortar a la Comisión Federal de Electricidad y  a su Consejo de Administración, para que establezcan mesas de trabajo con los municipios antes señalados, para que revisen los adeudos históricos que tienen con la paraestatal,  principalmente aquellas que sean con motivo del funcionamiento de los organismos operadores de agua potable.

La finalidad dijeron es que se llegue  a acuerdos de mecanización de pagos, acordes a las posibilidades de cada ente municipal, y no afectar la distribución del vital líquido hacia la población.

De igual forma pidieron a la Auditoría Superior del Estado a que realice auditorías a los organismos operadores de agua potable de los municipios de Chilpancingo de los Bravo, Acapulco de Juárez, Zihuatanejo Iguala y Taxco, respecto de los adeudos históricos que cada uno tiene con la Comisión Federal de Electricidad, y se  ubiquen las causas que generaron dichos adeudos, así como los posibles responsables.

COMPARTIR