Agencias

De acuerdo a una en encuesta realizada a la población, el 72 por ciento está a favor del desarme de los diversos grupos armados que se autodenominan comunitarios, porque están involucrados con grupos del crimen organizado.

 

De acuerdo con la encuesta realizada en 24 horas por el medio digital Agencia de Noticias Guerrero (ANG) con la participación de 2 mil 490 encuestados; con el 73 por ciento la población admitió no estar acuerdo con la presencia de policías comunitarias en sus comunidades.

 

En otro apartado, con el 27 por ciento aseguró que si está a favor de las estrategias de seguridad que ejerce los grupos comunitarios en sus viviendas.  Cabe destacar que las autoridades como municipal y estatal se han encargado de mantener un diálogo con los grupos comunitarios.

 

Ante los posicionamientos de los encuestados acusaron que: “son personas que responde a intereses del crimen organizado, no es bueno para la sociedad, se pelean por el dominio del territorio”. Otros expresaron que se ha mal interpretado el término de las policías comunitarias. Manifestaron que la violencia se encuentra en el corredor turístico de Chilpancingo y Acapulco.

 

Además, exigieron que se desarmen a todos los grupos armados que se hacen  llamar policías comunitarias que están fuera de la ley. Otros defienden la presencia de las policías comunitarias como en la región de la Montaña y Costa Chica. Reprocharon que no quieren ni la presencia de la policía y Ejército.

 

Luego de los acontecimientos del 2 de marzo en el poblado de Xaltianguis, ante el ataque de un grupo delictivo a una casa de un integrante de la UPOEG, después elementos de la Marina, Policías Federal, Estatal y  desarmaron a los presuntos policías comunitarios, pero un grupo de los pobladores se opuso.

Sin embargo en la encuesta, se pide que se desarmen a todos los grupos, sobre todo los que operan en Chilapa, la Sierra, Petaquillas, Costa Grande y todo el corredor de Ocotito, entre otras que más allá de dar seguridad sirven a grupos delincuenciales

COMPARTIR