Agencias 

Iguala de la Independencia., Gro, 24 de febrero de 2020.- Con los honores militares y con profundo patriotismo, el gobernador Héctor Astudillo Flores y la representante del presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, encabezaron la ceremonia oficial que inició a las 9 de la mañana.

La bandera monumental ondeó desde temprano en lo más alto del cerro del Tehuehue, que fue testigo un año más de la conmemoración del nacimiento del Lábaro Patrio que ayer cumplió 199 años.

Al emitir el discurso alusivo a este acto, acompañado de su esposa, la presidenta del DIF Guerrero y ante representantes de los poderes Legislativo y Judicial, así como estudiantes de planteles educativos de Iguala, el gobernador Héctor Astudillo Flores señaló que celebrar al Lábaro Patrio es la oportunidad de recordar la culminación de un proceso irrepetible en la historia política de México, en la cual los guerrerenses supieron participar para contribuir a edificar la nación mexicana.

En ese sentido, refirió que el 24 de febrero es momento de unidad de los mexicanos y de la reconciliación, pues aseguró que desde su confección, la Bandera de México tuvo resultados aglutinantes al unificar a las fuerzas realistas e insurgentes en pugna.

“Veamos su conmemoración como la inmejorable oportunidad para renovar nuestra capacidad política y construir los consensos que permitan resolver problemas complejos y fortalecernos mutuamente como entidad federativa y como Nación”, expresó Astudillo Flores.

Precisó que la bandera está llamada a seguir siendo ejemplo e inspiración, sobre todo porque 2021 será un año luminoso para Guerrero por la celebración de dos bicentenarios. “Primero, el 24 de febrero cuando la bandera alcance 200 años de existencia y siga recordándonos que la historia tiene muchos retos, pero también oportunidades para consolidar nuestras instituciones, renovar los caminos para la paz, el progreso y el bienestar para la población”.

“Después, con la Consumación de la Independencia Nacional y el reconocimiento de lo que representa Vicente Guerrero por sus servicios a la Patria”, precisó.

El Ejecutivo guerrerense insistió en que la bandera significa orgullo nacional y el renovado compromiso de anteponer a cualquier interés el de la patria nuestra, gloriosa y soberana.

Como parte del ceremonial militar, las autoridades encabezaron el izamiento de la bandera monumental, abanderaron a 50 escoltas de instituciones educativas y organizaciones sociales e incineraron la bandera, además, la estudiante Grecia Abril Parra Salgado declamó la poesía “A mi Bandera”, de Blanca García González.

En este evento también estuvieron, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Alberto Catalán Bastida; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis; el comandante de la Novena Región militar, Juan Manuel Rico Gámez; el comandante de la Octava Región Naval, Francisco Limas López; el comandante de la 35 Zona Militar, José Ernesto Ávalos Pardo; el secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame; el senador Manuel Añorve Baños, los diputados federales, René Juárez Cisneros y Araceli Ocampo Manzanares; el delegado federal en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros;  el coordinador de la Guardia Nacional en el estado, Antonio Alejandro Ramos Argüello y el presidente municipal de Iguala, Antonio Jaimes Herrera.

Luego de refrendar su absoluto respecto a las Fuerzas Armadas y sus acciones en favor del país al que sirven patrióticamente, el gobernador Héctor Astudillo Flores, al presidir y revisar con integrantes de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, los temas más trascendentes de lo que sucede en las diferentes regiones del estado, expresó que los indicadores delictivos continúan a la baja en Guerrero y es notoria la recuperación de seguridad en ciudades como Acapulco, Zihuatanejo e Iguala.

Como se lleva a cabo todos los días, el Ejecutivo guerrerense, durante la sesión realizada en el 27 Batallón de Infantería en Iguala de la Independencia, destacó que, de acuerdo con el informe de enero del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Iguala, Coyuca de Benítez, Taxco y Chilapa, así como otros municipios, ya no figuran dentro de los 50 municipios más violentos por cada 100 mil habitantes.

De igual forma, el gobernador Héctor Astudillo abordó en la reunión el caso del homicidio de una mujer ocurrido este domingo en Coyuca de Benítez, por el cual ya hay un detenido informó el Fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila.

Astudillo Flores, también vio lo referente a la situación de Zirándaro y las últimas detenciones de 18 individuos con armamento y vehículos, uno de ellos de blindaje hechizo, en dos hechos distintos, por lo que se reiteró qué habrá imparcialidad en las actuaciones de seguridad en este municipio y en el estado.

COMPARTIR