Para evitar más contagios que generen nuevos brotes de COVID-19, en un operativo de prevención para desactivar reuniones sociales se logró dispersar en esta ocasión a 106 personas durante la tarde-noche del viernes y madrugada de este sábado.

Participaron elementos de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos (PCyB), de las direcciones de Reglamentos y Espectáculos y de Vía Pública, apoyados por efectivos de la Marina-Armada de México, Guardia Nacional, Policía Estatal y Municipal, persuadieron a residentes y visitantes en canchas deportivas, playas, miradores, bares y espacios públicos.

Las acciones iniciaron en la franja de arena de la zona Dorada, desde La Gamba hasta Icacos.

En la cancha de tenis del Hotel Park Acapulco.

En los miradores de Brisas Diamante, Pichilingue y Puerto Marqués, que se localizan a lo largo de la Avenida Escénica Clemente Mejía Ávila

En la unidad habitacional Colosio y Alta Progreso, en la avenida Solidaridad del fraccionamiento Hornos Insurgentes.

COMPARTIR