El Director Jurídico del Grupo Oro Negro, Alonso del Val Echeverría, desmintió a Gonzalo Gil White y dio a conocer que son falsos los hechos en los que basan las demandas presentadas por el despacho Quinn Emanuel Urquhuart & Sullivan, en las Cortes de Nueva York.

En días pasados, Alonso del Val solicitó un criterio de oportunidad ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, para aportar información relevante que ayude en la persecución de los delitos más graves en contra de Gil White y otros socios directivos del Grupo, en agravio de las empresas dueñas de las plataformas.

Como abogado general de Oro Negro, tuvo conocimiento directo y participó en todas las reuniones para el diseño de estrategia legal y de negocios de la empresa perforadora e integradora de servicios petroleros.

Gonzalo Gil y los abogados de Quinn Emanuel Urquhuart & Sullivan han sostenido en tribunales que los tenedores de bonos, la competencia y Pemex, se coludieron para dañar a la empresa y dar por terminados unilateralmente los contratos.

Sin embargo, Alonso Del Val declaró que después de meses de negociación por parte de Oro Negro y Petróleos Mexicanos, llegaron a un acuerdo, e incluso, se aportaron documentos que lo prueban.

Gonzalo Gil, violando dicho acuerdo y a los tenedores de bonos, optó por una estrategia agresiva al solicitar el proceso de concurso mercantil de Oro Negro y pedir medidas cautelares a Pemex, para cobrarle tarifas más altas de rentas de plataformas fijadas antes de la negociación y dejar de pagarles a los tenedores de bonos.

En su estrategia de defensa, Gil White y sus abogados, también sostienen que la investigación penal tiene pruebas fabricadas consistentes en información del SAT.

Alonso del Val Echeverría los desmiente al señalar que las declaraciones informativas de operaciones con terceros fue información enviada por la autoridad hacendaria y que dicha situación la sabían los abogados de Quinn Emanuel Urquhuart & Sullivan

Alonso del Val continuó declarando que en ningún momento existieron actos de corrupción, ni sobornos de funcionarios mexicanos hacia Oro Negro, sino que esto de nueva cuenta obedece a una estrategia legal de sus abogados en Nueva York.

COMPARTIR