Juan José Romero y Eduardo Salgado

El secretario de Seguridad en el estado David Portillo Menchaca confirmó que Zenén Nava es el líder del grupo criminal de “Los Rojos”, en Chilapa a quien se le atribuye la violencia que se vive en esa demarcación. 

“Es la información que podemos compartir, esa es la información. Porque la carpeta de investigación se  está conformando”, señaló el funcionario estatal.

En conferencia de prensa, mencionó que durante los recorridos de vigilancia en Chilapa, elementos de la Policía Estatal lograron la detención de cuatro personas entre ellas el antes mencionado a quienes se les decomiso un arsenal de uso exclusivo del Ejército,  cartuchos útiles de diferentes calibres así como vehículos entre otros. 

Los masculinos asegurados dijeron llamarse: Jorge Luis “N” o Zenén “N”, de 37 años; José Rolando “N” de 33 años;  Gerardo “N” de 23 años; y José Alfredo “N” de 20 años.

Los policías estatales aseguraron dos armas de fuego largas calibre .223; un lanza granadas calibre 40mm; un aditamento lanza granadas calibre 40mm; cuatro cargadores cilíndricos; ocho cartuchos útiles calibre 7.62x39mm y 58 cartuchos útiles calibre. 223; un fusil calibre .50 con bipié; Un arma de fuego calibre .380 y un cargador abastecido con ocho cartuchos útiles del mismo calibre.

Asimismo, se aseguraron aproximadamente 200 bolsitas de plástico transparente con una sustancia con características propias de la droga conocida como “cristal” y tres motocicletas: dos marca Italika y una Vento. 

“Cabe destacar que el aseguramiento se llevó a cabo con estricto apego a los protocolos de actuación policial, respeto a los derechos humanos y sin que se realizará ni un solo disparo de arma de fuego”.

Cuestionado sobre presuntos enfrentamientos en la zona de Tierra Caliente, concretamente en el municipio de Coyuca de Catalán, Portillo Menchaca mencionó que tuvieron conocimiento de un supuesto enfrentamiento que se llevó a cabo en el poblado de las Cruces de Coyuca de Catalán. 

“Mencionarles que nosotros tuvimos presencia por parte de la policía del estado y personal de la Sedena en el lugar, en las Cruces, aproximadamente 30 minutos después de la primera alerta; no se encontraron indicios balísticos, no se encontraron vehículos dañados, no se encontraron personas lesionadas, no se encontraron viviendas dañadas y la gente no manifestó algún tema de inseguridad”, indicó.

Posterior a ese reporte dijo, recibieron una alerta en la colonia San Rafael, después en Santa Teresa, donde se realizaron recorridos y en el mismo sentido sin encontrar indicios de algún enfrentamiento.

Además, los cuatro masculinos, el armamento, la probable droga y las tres motocicletas fueron puestos a disposición ante las autoridades competentes.

Reafirmó el compromiso institucional de los policías estatales para seguir trabajando de la mano con las instituciones de los tres órdenes de gobierno y cumplir con lo que demanda la sociedad en materia de seguridad.

En las últimas semanas las dos cúpulas de “Los Rojos” han sido detenidos, primero Santiago Mazarí Hernández, alias “El Carrete”, el 1 de agosto pasado y este 21 del mismo mes Zenén Nava Sánchez, “El Chaparro”. 

Dicho cártel, encabezado en su momento por los hermanos Arturo “El Barbas”, Héctor “El Ingeniero”, Alfredo “El Mochomo” y Carlos, se fragmentó cuando los cuatro fueron neutralizados.

La pulverización de la cúpula de los Beltrán Leyva provocó que los grupos internos dentro de la organización criminal buscaran apropiarse del liderato y prestigio delincuencial del cártel, provocando pugnas y aún más disidencias internas.

Autoridades federales detectan al menos siete células criminales ligadas a los Beltrán Leyva, “Los Rojos” es quizá la más destacada.

 Su fundador es identificado como Jesús Nava Romero, apodado “El Rojo”, de ahí nace el nombre de la banda criminal.

Nava Romero era lugarteniente de Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, se encargaba de Chilpancingo, en Guerrero hasta Cuernavaca, en Morelos, zona clave para la producción y trasiego de drogas.

Sin embargo, “El Rojo” murió en 2009, junto con su jefe “El Barbas”, en el mítico enfrentamiento con elementos de la Marina en Morelos.

Su familia, sin embargo, quedó al frente de la organización criminal, la cual se asentó justamente en Morelos y Guerrero.

“El Chaparro”, sobrino de “El Rojo” quedó al frente de la banda criminal en Guerrero, mientras que “El Carrete” –quien era jefe de sicarios de dicha célula– quedó al frente en Morelos.

COMPARTIR