Con datos del telescopio espacial Kepler de la NASA, un grupo de científicos halló a K2-288Bb a 226 años-luz de la Tierra, un exoplaneta que tiene casi dos veces la masa del mundo que habitamos y, aunque todavía son desconocidas la mayoría de sus propiedades, podría estar en la zona habitable de su estrella y tener agua en su superficie.
COMPARTIR