Por Víctor Hugo Robles Mújica

 

Trabajadores del Laboratorio Estatal de Salud, Dr. Galo Carlos Soberón y Parra, ubicado en Renacimiento denunciaron a la administradora de nombre Alejandra Nava Soto, por el desvío de recursos por la cantidad de 2.8 millones de pesos, quien en contubernio con los proveedores, incrementan los costos del material y de mano de obra del 100 al 200 por ciento, al grado de que en gratificación a la corrupción le regalaron una camioneta de 650 mil pesos, marca Toyota blanca, de lujo, y blindada.

De acuerdo con documentos que obran en poder de Enfoque Informativo Guerrero, copias que ya fueron entregadas a las distintas oficinas fiscalizadoras, como SEFINA, Contraloría estatal y la Auditoría Superior del Estado de Guerrero para su investigación, pidieron se investigue a la funcionaria y sus proveedores de nombres, Arturo Hernández Conde y Enrique Tirado García, quienes emitieron cientos de facturas al parecer alteradas en sus precios, para saquear esa oficina del sector Salud, ante la complacencia del director y los responsables de cada área administrativo y operativa.

Al respecto se entrevistó a la administradora del Laboratorio Estatal de Salud, Alejandra Nava Soto, quien pidió que si tienen pruebas que las presenten, sin embargo se mostró nerviosa y con palabras amenazantes dijo que ya sabía quiénes la estaban acusando, pero procedería contra ellos.

El cúmulo de facturas, por diversas cantidades desde mil hasta 5 mil pesos, con el registro ante el SAT numero HECA650719897 a nombre de Arturo Hernández Conde con clasificación para gastos generales, en específico se trató de un suministro e instalación de una fotocelda a 220 volts, y corrección de cableado por la cantidad de 9 mil 740 pesos sin especificar el procedimiento.

En otra factura, elaborada por la misma persona, se trata de un bobinado de motor difusor, cambio de baleros y rectificación de fecha, por la cantidad de 9 mil 50 pesos.

Asimismo, se facturó el bobinado, cambio de baleros y sello mecánico a bomba centrifuga de 5 HP, por la cantidad de 7 mil 540 pesos.

Otro proveedor de nombre Enrique Tirado García también facturó con el número TIGE440430T97, más de un millón de pesos en reparaciones y refacciones a los vehículos oficiales de la oficina de gobierno adscritos a la Secretaría de Salud Estatal.

Además los trabajadores denunciaron que la funcionaria señalada de actos de corrupción constantemente hace fiestas privadas en restaurantes y centros de baile con sus allegados en donde gastan a manos llenas.

Además que pregona en todo el edificio que es protegida de altos funcionarios y que le hagan como quieran porque  ella manda y controla a todos incluyendo al director de laboratorio, porque forman parte de la corrupción que ha llevado a que no cuenten con el servicio eficiente para los guerrerenses.

Ante esta situación, exigieron que se abra una investigación seria e inmediata en contra de estos funcionarios y proveedores que solamente están saqueando las finanzas de la dependencia.

 

COMPARTIR