-Por omisión ante conflicto por el agua entre comunidades

Bernardo Torres

Chilpancingo, Guerrero.- Habitantes de la comunidad  Unidad Habitacional, interpusieron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CEDHG) contra  la alcaldesa del Partido Verde, Hortensia Aldaco Quintana, por su omisión en el conflicto por agua potable con la comunidad de San Miguel.

Desde el 28 de junio, habitantes de la Unidad Habitacional no cuentan con agua potable, tras entrar en conflicto con la localidad de San Miguel, y a pesar de que han recurrido a instancias estatales y federales, no han podido avanzar en una solución.

Romualdo Remigio, delegado de la Unidad Habitacional, quien acudió con una comisión de pobladores, señaló que desde el pasado 28 de junio, los pobladores de San Miguel les cortaron el suministro, acusándolos de verter aguas negras en el río San Miguel, que divide a las dos localidades.

En coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se realizó hace tres años un proyecto en beneficio de las dos localidades, se construyó la red de agua potable y junto con el municipio se realizaría la red de drenaje para evitar seguir tirando desechos al río, expuso el delegado.

Sin embargo, a pesar de que los recursos por parte de la federación fueron entregados a la presidencia municipal, que actualmente dirige Hortensia  Aldaco  Quintana, y no ejecutó la obra de drenaje, situación que ha generado el actual conflicto entre las localidades.

Son casi 15 días en que los más de 300 habitantes no cuentan con el vital líquido, por lo que un grupo de pobladores acudieron a la capital del estado, para solicitar la intervención de la Conagua y de autoridades estatales.

Al conflicto, señalaron, se ha inmiscuido la policía comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), quienes dijeron están hostigando a los pobladores de la Unidad Habitacional, impidiéndoles el paso hacia el punto donde tienen las bombas de agua y que están en manos de San Miguel.

Responsabilizaron a la presidenta municipal, de cualquier conflicto violento que se genere entre los pueblos, por está subiendo de nivel, a la vez que la responsabilizan de cualquier agresión en contra de los pobladores de las dos comunidades y sus familias.

“Nosotros no nos queremos confrontar, por eso estamos solicitando por la vía legal que se resuelvan nuestros problemas, porque es injusto que nos quedemos sin servicio, ahorita nos organizamos y vinimos a ver a la Conagua para que vaya a revisar el lugar y se interponga una denuncia en contra de las autoridades de San Miguel”, dijo.

COMPARTIR