Bernardo Torres

José Calixto Victorino, vendedor de periódicos (voceador), denunció una serie de actos de hostigamiento de los que ha sido víctima por parte de elementos de la Policía Municipal, así como el robo de dinero, teléfonos celulares y agresiones físicas.

En conferencia de prensa expuso que desde hace varios meses, los policías lo han detenido cuando anda vendiendo sus periódicos, le quitan el dinero de la venta su teléfono y una vez dijo, incluso le pusieron el arma en la boca, por lo que esta vez acudirá a denunciar a las instancias correspondientes.

“Yo no ando robando, no ando asaltando, toda la gente me conoce, soy voceador de periódico, hay mucha gente que me conoce, a cada ratito me andan revisando los policías municipales, si sale todo esto a la luz, que sepan que son tres policías corruptos que me andan espantando”, dijo.

Hizo un llamado a los agresores a que cesen el hostigamiento en su contra, y a los mandos superiores que tomen cartas en el asunto, porque si algo le llega a pasar hace responsable a la Policía Municipal y a esas tres personas, de las cuales omitió dar detalles por cuestiones de seguridad.

Dijo tener su domicilio cerca del cuartel de la Policía Preventiva, donde relató que cada vez que acude a la tienda a comprar, frente a la entrada a las instalaciones, lo miran de forma despectiva y discriminatoria, a lo cual guarda silencio a fin de no tener problemas con los uniformados.

“Cuando me los encuentro hasta les regaló el periódico para evitar problemas, pero aun así se ponen sus moños, cuando andan de civil no dicen nada, yo no sé porqué son así, sólo me dedico a vender mi periódico”, lamentó.

Atribuye las agresiones y el hostigamiento, a que ha sido testigo de otros abusos de la policía, razón por la cual le han tomado coraje, y ahora teme por su vida, su integridad física y de su familia.

Adelantó que acudirá a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para interponer una denuncia en contra de la corporación municipal, para que se investiguen los actos que están cometiendo en contra de la ciudadanía y los policías responsables sean sancionados.

COMPARTIR