Eduardo Salgado Sánchez

Foto: David Guzmán

De nueva cuenta y con más de tres mil personas a bordo, el crucero MS Norwegian Star regresó al puerto de Acapulco, con el cual se convirtió décimo tercero navío de la temporada y sexto barco del año.

Pasadas las siete de la mañana, proveniente de Cabo San Lucas, con bandera de Bahamas y bajo el mando del Capitan Matías Anderson, el navío cruzó la bahía de Santa Lucía para anclarse en la terminal marítima, donde los visitantes fueron recibidos por autoridades de los tres niveles de gobierno.

La recepción se llevó en medio de música y bailes tradicionales, recomendando a los viajeros  conocer  los lugares emblemáticos que han marcado su historia.

Ante la llegada de los cruceristas, elementos de los tres órdenes de gobierno montaron un operativo vial y de seguridad al exterior de la Terminal Marítima con la finalidad de garantizar la integridad de los paseantes.

Los dos mil 320 pasajeros y mil 42 tripulantes visitaron sitios como La Quebrada, el Museo Histórico Fuerte de San Diego, el hotel El Mirador, El Mirador de la avenida Escénica.

También pudieron degustar de la gastronomía en hoteles y restaurantes de la zona Dorada.

Ayer mismo, pasadas las seis de la tarde, el crucero partió con destino a Puerto Quetzal, Guatemala.

Al respecto, el guía de turistas Adalberto Escalante resaltó la importancia de la llegada de cruceros al puerto de Acapulco, pues dijo que dejan buenos ingresos monetarios a los guía de turistas que atienden a los visitantes.

Expresó que deben continuar los esfuerzos del gobierno estatal y municipal para que los cruceros lleguen en mayor cantidad.

COMPARTIR