Por: Miguel Ángel Mata Mata

A Raúl Pérez García (Ito) a un mes de tu partida.

1.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que está por firmar un decreto para que en el sector público y privado se otorgue permiso a los adultos mayores para que puedan estar en sus casas, «permisos con goce de sueldo y con todas las prestaciones».

AMLO pidió a todos los mexicanos que cuiden a los adultos mayores, que se queden en casa y cuiden de su salud.

Tras el presidente, entre su gabinete y él mismo, la edad promedio es de 65 años de edad. Son adultos mayores que, en el rigor de la palabra presidencial de la mañanera del martes, deben gozar de un permiso laboral. ¡Claro! ¡Con goce de sueldo!

— Viva México!

2.

Lúdica, por decir lo menos, la frase en sí nos recuerda la fiesta, al cura mártir, Hidalgo, convertido en héroe, a pesar de haber sido derrotado y fusilado.

Es la alegría, fiesta, tequila, mezcal, pozole, fútbol y una piel chinita, chinita, cuando gritamos un ¡Víva México!, aunque en realidad nos esté llevando la tristeza.

Tal cual hoy. Apanicados por la fase dos, que hoy comenzó. Por el ominoso futuro para pequeños, medianos, grandes empresarios, quienes no podrán detener la pandemia del desempleo que está a la vuelta de la esquina.

Por ese México Kafkiano que cierra una planta cervecera que daría empleo a dos mil personas, tan solo porque el tres por ciento del padrón electoral de Mexicali así lo decidió.

— ¡Ah! ¡Viva México!

 3.

México se tomó muy en serio la pandemia del coronavirus Covid-19 y hoy dispone de un diagnóstico oportuno, fiable, con especificidad de cien por ciento, para detectar inmediatamente un caso, atenderlo, aislarlo y cortar la cadena de transmisión secundaria.

Así lo afirmó Jean-Marc Gabastou, asesor internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), al subrayar que el país reaccionó inmediatamente ante la contingencia, como lo prueba la detección inmediata de los primeros casos importados y el desarrollo del primer algoritmo completo de diagnóstico en la región.

En entrevista con Alejandro Domínguez para Milenio Televisión, el experto en emergencias de salud puntualizó:

“Este país dispone en todos sus estados de un diagnóstico oportuno, fiable, con especificidad de cien por ciento que permite detectar inmediatamente el caso, atenderlo, aislarlo, tanto a nivel domiciliario como en hospitales de referencia para cortar la cadena de transmisión secundaria”.

—¿Cuánto falta para tener una vacuna?

—Es un proceso que toma su tiempo, los ensayos, la elaboración, la validación y después las pruebas de inocuidad, estabilidad. Estamos pensando en un mínimo de 18 meses antes de poder disponer de una vacuna.

Conste. Ha sido en las entidades federativas donde se ha tomado en serio el problema.

¡Viva México!

4.

El de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, ha logrado eficaz mecanismo al combinar la comunicación masiva, la eficiencia del sector salud y el cuidado para no provocar pánico en el sector turismo pues, de suceder esto último, devendría lo que, en Veracruz, donde la precipitación de autoridades cerró todo para llegar al saqueo de súper mercados.

— El hambre es canija, pero lo es más quien loa aguanta. ¿Qué no?

El control de daños en Guerrero ha sido eficiente. Éste martes, al pasar a la fase dos e integrarse Ejército y Marina Armada al proceso, Guerrero mantiene cinco casos confirmados en Acapulco y Chilpancingo.

— Como decía Pancho Villa: ¡Echénle ganas ora que está feo, porque más adelante se pondrá peor! Y echaban bala…

Como el de Guerrero, han sido los gobernadores de todo el país quienes han tomado el timón con directrices de epidemiólogos de la secretaría de salud porque…

— ¿Dónde anda el capitán del barco?

5.

Ese capitán anda de excursión en excursión. En Guerrero, repartió besos y mordiscos a los cachetes de las niñas mientras en Oaxaca, luego de saludar a miles, se quedó con las ganas de “comerse a besos” a un primor de niña, de menos de siete años der edad, según él mismo lo declaró.

En la Ciudad de México repartió saludos durante el festejo por el aniversario de la expropiación petrolera y, a pesar de que la fase dos recomienda no sostener reuniones con más de cien personas y cuidar a los Adultos mayores, Él lo hace, rodeado de ancianos, en su eterna mañanera.

Él no ve la tormenta que se avecina: con 120 millones de habitantes, la mitad de ellos pobres, México cuenta solo con 4.372 camas para terapia intensiva. Según los últimos números, en México en 7 días, los contagios crecieron 496%. Pasaron de 53 a 316. ¿Qué sigue?

El desenfado presidencial ha pasado a frivolidad cuando se leen sus mañaneras frases, al respecto:

“No es, repito, según la información que se tiene, algo terrible, fatal, ni siquiera es equivalente a la influenza, para que todos los que están escuchando tengamos esta información”.

“Decirle a la gente: serenos, tranquilos, tenemos capacidad para enfrentar esta situación”.

«Mexicanos, vamos para adelante y no dejen de salir».

No quiso abandonar los abrazos. Reivindicó la cercanía en tiempos de coronavirus. Y aconsejó a sus detractores que lean «El amor en tiempos de cólera».

Una gota rebasó el vaso fue un video que se difundió en las redes, en el que, junto a una mujer vestida en ropas tradicionales, llamó a la gente a salir: «Todavía estamos en la primera fase», explica

«Yo les voy a decir cuándo no salgan. Pero si pueden hacerlo, y tienen posibilidad económica, pues sigan llevando a la familia a comer, a las fondas, porque eso es fortalecer la economía familiar, popular. No hacemos nada bueno, no ayudamos si nos paralizamos sin ton ni son, de manera exagerada. Vamos a seguir haciendo la vida normal, y el presidente les va a decir cuando hay que guardarse», recitó, tranquilo, mientras de fondo se escuchan pajaritos.

6.

¡Viva México!, sí señor.

QUE CONSTE

A pesar de que éste martes entró la fase dos para la prevención del coronavirus, el Congreso Local de Guerrero sesionó, en una sala de plenos donde caben más de cien personas. “¡Follow the líder, líder, líder!”, es el lema de la mayoría de MORENA.

Primero se precipita el ayuntamiento al pedir cierre de playas y comercios, lo que provoca una baja de la menos 80% en las ventas en pequeños y medianos negocios de Acapulco, y luego, en boletín oficial, el secretario general, Ernesto Manzano, pasa la charola entre los empresarios para “poder afrontar la crisis económica que se viene”. ¡Habrase visto!

 

COMPARTIR