Acapulco, Gro. A 09 de marzo de 2019.- El Director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Leonel Galindo González informó que, con relación al corte de energía eléctrica realizado a media semana por la Comisión Federal de Electricidad a los sistemas de Captación Papagayo I, Papagayo II y Lomas de Chapultepec, el día de ayer por la tarde, quedó cubierto el saldo del pago de más de 12 millones de pesos que se adeudaban del mes de enero.

El titular de la paramunicipal dio a conocer que gracias a las gestiones realizadas ante el gobierno estatal que encabeza el gobernador Héctor Astudillo, por parte de la Presidenta Municipal, Adela Román Ocampo, se realizaron los pagos que se adeudaban de algunas dependencias de orden estatal, lo que permitió la liquidación ante CFE del mes de enero.

Asimismo, manifestó que para este gobierno municipal, “su principal prioridad es el pueblo, y que a pesar de las condiciones financieras que son resultados del mal manejo de las finanzas en la Capama por parte de administraciones anteriores, ésta nueva administración, tiene claro que es fundamental dotar del servicio de agua potable a la población, ya que el vital líquido es un derecho universal al que tiene acceso el hombre”.

Galindo González sostuvo que se seguirá exhortando a los auditores a proceder contra quien resulte responsable después de haber dejado un exorbitante desfalco financiero en la paramunicipal, sin dejar de lado el compromiso adquirido con los acapulqueños en esta presente administración.

El funcionario de la paramunicipal insistió en que el interés fundamental de este gobierno, encabezado por la alcaldesa Adela Román Ocampo, es que organismos descentralizados como la Capama, respondan a las exigencias de la población, con el firme y claro compromiso de cuidar a las familias acapulqueñas de acciones insensibles de otras instancias.

Finalmente, el director general del organismo operador del agua recordó a la población que para la normalización del servicio se debe esperar de 48 a 72 horas, debido a que es el tiempo que se tarda en realizarse el llenado de tanques de almacenamiento y líneas de suministro para poder operar normalmente.

COMPARTIR