Por Jorge Octavio Vargas Sandoval

Ometepec.- La asesora jurídica Rosa Damián de la coalición municipal al frente por Guerrero que conformaron el PRD, PAN y MC, aseguró que al mantener cerradas las oficinas del décimo sexto consejo distrital los funcionarios del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC), en esta ciudad dejaron en indefensión a los partidos como el que representa y que buscan impugnar  o interponer algún otro recurso legal para inconformarse por los resultados de la pasada elección.

Explicó que al igual que ella, abogados de los Candidatos Independiente, Nueva Alianza y del PT acudieron a que les expidieran copias certificadas desde el domingo para proceder a interponer sus impugnaciones no obstante aunque la ley señala que el consejo distrital debe mantenerse abierto para estos efectos las oficinas estaban cerradas, con lo cual dejan en estado de indefensión a los actores políticos que desean inconformarse.

Mencionó que a las 4 de la tarde de ayer domingo solo estaban policías estatales resguardando las oficinas del IEPC, y que fue, ha insistencia de los abogados del candidato independiente Fredy Parra y la de la coalición PRD, PAN, MC que personal a cargo de la consejera Amada Jiménez Ibarra, llegaron a la sede del consejo y atendieron a los representantes legales, que tienen hasta este lunes para interponer impugnaciones, puesto que hoy fenece el término legal.

Los abogados tenían que agacharse para checar el cómputo final de los resultados que estaban tirados en el piso y mojados después que los documentos se despegaron de la pared de la fachada donde habían sido colocados para que estuvieran a la vista del público en general.

Por otro lado algunos periodistas que hicieron el trámite para su acreditación ante el INE y IEPC, mencionaron que de nada sirvió puesto que el día de la jornada y sobre todo a la hora de hacer el escrutinio de los votos los funcionarios de casilla les pedían que se alejaran, que no tomaran fotografías y en la sede del consejo los policías que vigilaban les ponían trabas para hacer su trabajo periodístico.

COMPARTIR