Enfoque Informativo

Mientras cientos de familias acapulqueñas continúan careciendo del agua potable en sus colonias; mientras siguen las fugas de drenaje por la inoperatividad de un organismo que tiene que pedir prorrogas a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que no le corten la luz por el millonario adeudo de más de 500 millones de pesos, en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) crece el árbol del nepotismo sembrado por sus altos directivos, que en sus ramas lleva a esposas, esposos, hermanos, primos y hasta hijos.

“En Acapulco cero nepotismo”; “se acabaron las viejas prácticas de los gobiernos”, pregonó en reiteradas ocasiones en tiempos de campaña la presidenta municipal Adela Román Ocampo, beneficiada principal de la ola llamada Andrés Manuel López Obrador, promotor incansable de la cuarta transformación, sin embargo, una vez más todo se quedó en el discurso, así lo denunciaron trabajadores del organismo.

De acuerdo a información hecha llegar vía anónima a la mesa de redacción, amigos cercanos de la alcaldesa que llevan las riendas de la Capama han colocado a parientes cercanos en la quebrada paramunicipal.

El árbol del nepotismo comienza desde la dirección general, señalan los trabajadores.

Mario Pintos Soberanis renunció a la Capama el pasado 16 de enero del presente año y ante ello, quien asumió el encargo de la dirección por asignación directa de la alcaldesa Adela Román y sin convocar al Consejo de Administración fue Leonel Galindo González, quien ostentaba el cargo de director técnico.

No obstante, Galindo González es esposo de la actual directora de Registro Civil municipal, la jurista Damaris Ruano Lucena.

Otro ejemplo de nepotismo de altos funcionarios es Andrés Manzano Rodríguez quien desempeña el cargo del director comercial, un cargo importante en la Capama comparado con el que ocupa su hermano Ernesto, secretario general del Ayuntamiento.

*** En finanzas, se repite la historia evodista y galeanista

El contador Raúl Isidro Juárez Ponce, quien cuenta con una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado por acoso sexual en contra de una trabajadora (DR4/274/2018), actualmente ocupa el cargo de director de Finanzas y es de acuerdo a denuncias, la base del nepotismo puro en la paramunicipal.

Juárez Ponce ha emprendido la competencia para batir el record de su antecesor Guillermo Adolfo Galeana Salas, contador de toda la vida del ex presidente Evodio Velázquez.

En su encargo, Galeana Salas colocó a su amigo Porfirio Sánchez Salgado, como director Comercial de la paramunicipal y a su vez Sánchez Salgado puso a su hijo Porfirio Sánchez Valverde como jefe de Servicios Generales y a su yerno José Antonio Teresa Rubio, lo hizo  jefe de Compras.

Hoy la historia se repite, pues según el nuevo director de Finanzas trasladó a casi todo su equipo personal de despacho contable a trabajar y vivir de la Capama.

Raúl Isidro Juárez Ponce presuntamente colocó a su sobrino José Ángel Ponce Abarca como jefe de Activos fijos aun sin contar con la experiencia técnica que exige el reglamento interno.

Otro sobrino que también trabaja en dicha sección es Ángel Juárez Barreiro.

También colocó a su primo hermano Arturo Ponce Layna como contralor interno; a su “hijo ilegítimo” Noé de Jesús Díaz Moctezuma le habría dado el cargo de jefe de Adquisiciones y a su “amiga” Marlene Estrada Lozano, con quien se presume tiene un hijo ocupa el cargo de tesorera.

Ante ello, los trabajadores de la dependencia urgieron a la presidenta municipal Adela Román Ocampo tome cartas en el asunto y frene la presunta ola de nepotismo.

***¿Dónde quedó el cambio?, cuestionan colonos…

Ante dicha denuncia, el presidente de la organización de colonos “Benito Juárez” cuestionó donde quedó el cambio prometido durante campaña.

Consultado vía telefónica lamentó lo que ocurre en la paramunicipal “que se ha convertido en una agencia de colocación”, mientras que en más de 50 colonias de la zona conurbada del puerto el servicio es nulo.

“¿Dónde quedó el cambio, la honestidad que se pregonó?; están haciendo lo mismo, hay un doble discurso; el Ayuntamiento y Capama son un agencia de colocación y si todo lo que se denuncia es real, la nueva administración salió peor que la de Evodio”, indicó.

Por ende, exigió se realicen todos los cambios pertinentes y llamó a la presidenta municipal a tomar cartas en el asunto.

“Ella es la responsable porque es la presidenta del consejo de administración de Capama, ¿Dónde quedó el discurso político, donde quedó la honestidad?; esto es muy grave, que este sucediendo en uno de los municipios más importantes para el presidente Andrés Manuel López Obrador”, puntualizó.

SIGUE PENDIENTE LAS SANCIONES CONTRA EX FUNCIONARIOS DE CAPAMA

Mientras tanto, el titular de la Auditoría Superior del Estado, Alfonso Damián Peralta reveló que se inició un proceso resarcitorio en contra de 4 ex funcionarios de la Comisión de Agua potable y Alcantarillado de Acapulco (CAPAMA), quienes tendrán que devolver más de 100 millones de pesos.

 

Inclusive, el funcionario comentó que derivado de una visita que realizaron a la CAPAMA, se inició un proceso de revisión a la paramunicipal, ahí se observaron faltantes de recursos que se notificaron a los funcionarios responsables de ello, después estos funcionarios ofrecieron documentación con la que no lograron solventar las observaciones.

Al concluir el proceso, la Auditoría confirmó que no se comprobó el uso y aplicación de más de 100 millones de pesos y por ello inició el proceso resarcitorio, en el que se involucra a 4 ex funcionarios, quienes tendrán que devolver el dinero de sus propios recursos.

Asimismo, comentó que el proceso será largo pues la ley aún otorga el beneficio de la defensa a los implicados, de tal forma que serán notificados y podrán presentar documentación sobre los recursos observados, y una vez que el proceso se concluya, si los servidores públicos no logran justificar el recurso, se dará vista a la Secretaría de Finanzas para que se inicie un embargo de sus bienes que garanticen los recursos.

De tal que Damián Peralta dijo que de acuerdo con las leyes vigentes está imposibilitado para dar a conocer los nombres de los 4 ex funcionarios de la CAPAMA que se encuentran involucrados en el desfalco de la paramunicipal, asimismo no se puede ofrecer el monto de recursos, sólo especificó que es un monto superior a los 100 millones de pesos.

COMPARTIR