Por Ignacio Hernández Meneses

 

Con la apertura de 36 licenciaturas, nueve preparatorias y casi 30 posgrados, la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro)  se consolida en el plano nacional, como una institución de calidad con inclusión social, aseveró el rector Javier Saldaña Almazán.

El también presidente del Honorable Consejo Universitario, Javier Saldaña Almazán, recordó de la aportación del ex rector Rosalío Wences Reza, “ya que por él,  nuestra universidad tiene proyección nacional”.

Dijo que hasta hoy, ha sido una gestión que ha estado acompañada por el esfuerzo y trabajo de todos los universitarios, dando resultados de calidad en la educación media superior y superior en Guerrero, consolidando a la Universidad fortaleciendo su internacionalización, impulsando la inclusión social y abriendo los horizontes de los universitarios.

El rector dijo que plantea una planeación de largo aliento que considera el corto, mediano y largo plazo con sus visiones respectivas así como los pactos que las inspiran.

Como primer paso se contempló la planeación del corto plazo en un horizonte temporal que concluyó en 2017, dentro del contexto en que la Universidad sea un referente de calidad y pertinencia a nivel regional, “este pacto que inspira la visión del corto plazo es la triada: pertinencia, inclusión y responsabilidad. Esta visión requiere de una gestión que ponga en la mira la consolidación integral de la Universidad”.

Se contempla además la planeación del mediano plazo, la cual se plantea en un horizonte temporal que concluye en el año 2025, dentro de un marco en que la Universidad sea un referente de calidad y pertinencia a nivel nacional. Esta visión requiere que la Universidad ponga en la mira la competitividad institucional.

Para la Gran Visión 2035, se contempla la planeación del largo plazo, la cual se plantea en un horizonte temporal que concluye en el año 2035, y que en este último la Universidad se posicione en el ámbito internacional.

El pacto que inspira la visión del lago plazo es la diada: calidad mundial e impacto local. Esta visión requiere que la Universidad ponga en la mira su contribución al desarrollo de México y Guerrero.

COMPARTIR