A unos días del festejo de la Noche de Independencia, los comerciantes de adornos patrios señalan que las ventas están bajas y que las personas ya no tienen esa tradición.

COMPARTIR