Por Enrique Silva

El país está lleno de chatarra como para permitir que más de ella sea importada, a la vista está que ante la falta de regulación o la llana aplicación de la ley el transporte público local o federal, el de carga, unidades oficiales y particulares en su mayoría son unidades viejas y en malas condiciones que aportan en gran medida contaminación al medio ambiente, así como un servicio deficiente y representan un mayor riesgo de accidentes, si a ello le sumamos la nueva pretensión de legalizar vehículos chocolates provenientes del vecino país del norte, imagínese usted lo grave para el medio ambiente y la afectación económica a lo que mueve y representa la industria automovilística en el país.

Si aspiramos a crecer en todos los sentidos como nación debemos subir los estándares de exigencia para la prestación de servicios como el transporte tanto público como privado, imagínese si de por sí gran parte del transporte público privado está conformado por verdaderas chatarras automovilísticas que no cumplen ninguna norma ¿qué va a suceder con chatarras extranjeras? pues saturar aún mas de basura calles y carreteras, aumentando insisto la contaminación, el riego de accidentes y daño económico al comercio -compra y venta- de vehículos llamados “nacionales” aunque ninguno sea de origen nacional pero sí que cumplieron requisitos desde su origen para ser vendidos en el país.

 Un claro ejemplo de chatarras que debieran ser erradicadas son los taxis tradicionales en muchos estados y ciudades del país, vehículos viejos, maltratados, que prestan un mal servicio y que además cobran altísimas tarifas, esos mismos taxistas que operan las deficientes unidades son los mismos que se oponen y protestan por la exigencia de servicios de taxi por aplicación, unidades que deben cumplir varios requisitos que garanticen el confort de los usuarios y que además cobran tarifas accesibles o cuando menos no abusivas como lo hacen los que tienen concesiones de años. 

Al rato no faltaría quien quisiera que también se permita que chatarras importadas sean utilizadas como taxis.

En nuestro país merecemos pensar en mejores formas de vida, exigir mejores servicios y no andar recogiendo la basura del vecino o peor aún comprándola por barata que nos salga ¿no cree usted?

alvolantetv6@hotmail.com

COMPARTIR