Por Ignacio Hernández Meneses

Maestros pertenecientes de a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), bloquearon ayer por la mañana la esquina que forman la avenida Costera Miguel Alemán y Farallón, a la altura de la Diana para exigir la abrogación de la reforma educativa.

Aunque la movilización fue pacífica, dejaron de nueva cuenta a sus alumnos sin clases y muy probablemente, con la complicidad de la Secretaría de Educación Guerrero, cobrarán íntegra su quincena.

Los mentores inconformes no taponearon la costera, solo se colocaban cada vez que el semáforo estaba en rojo, repartieron volantes para informar a la población de la demanda de restablecer el diálogo con la Secretaría de Gobernación y la exigencia de la reinstalación de los 576 maestros despedidos.

Al menos eran unos 40 profesores de distintas escuelas primarias, quienes colocaban sus pancartas en forma intermitente en el carril que va del sentido  Base-Caleta y también el carril que baja de avenida Farallón a la Diana.

En sus lonas los miembros de la disidencia magisterial guerrerense exigían respeto a sus derechos laborales, y que el gobierno respete la Ley Federal del Trabajo.

Se pronunciaron contra “el terrorismo de estado” y exigieron la presentación con vida de los 43.

Justo al mediodía, los cetegistas se fueron pero anunciaron que para mañana miércoles a las 08:30 de la mañana en las instalaciones de la SEG en Acapulco para realizar una movilización mayor.

COMPARTIR