Juan José Romero

 A fin de que los entes fiscalizables sean más transparentes, se propuso desde el congreso suprimir la prorroga que actualmente tiene el auditor superior para la entrega de los informes individuales.

 

Antonio Helguera Jiménez, presidente de la Junta de Coordinación Política del congreso, durante la sesión de este jueves, propuso una reforma a diversas disposiciones dela Ley número 468 de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas del Estado.

 

“Suprimir el párrafo cuarto del artículo 13 referente a la prórroga con la que actualmente cuenta el Auditor Superior del Estado en la presentación de los Informes Individuales en caso de que las entidades fiscalizadas, entregue de forma extemporánea la Cuenta Pública, ya que como actualmente se estipula, transgrede lo señalado en el artículo 36 de la propia ley”.

 

El legislador manifestó que la rendición de cuentas y la fiscalización son asuntos del alto interés, para la sociedad que quiere saber dijo,  cómo y cuánto gasta el gobierno, el dinero del pueblo.

 

“Pero también este tema debería ser en los mismos términos, de las agendas de todos los gobiernos en el país, de los subnacionales en particular, para cumplir con la transparencia y la rendición de cuentas, sin cortapisas”, señaló el también coordinador de la fracción de Morena. 

 

Advirtió que si el uso de los recursos públicos “no es transparente, económico, eficaz y eficiente” y  si se perpetúa una visión patrimonialista y abusivo de los cargos públicos y de la propia administración pública, “se reducen de manera sustancial las posibilidades de un ejercicio democrático de los asuntos públicos”.

 

Helguera aseguró que la rendición de cuentas y la fiscalización superior, “cuando son efectivas, representan un factor adicional para la gobernabilidad, la gobernanza y el desarrollo de las sociedades”, por eso el ejercicio fiscalizador es,  un tema sensible y delicado para los sujetos obligados, es decir, para los entes públicos.

“La fiscalización sirve a todos: es una inversión con alto rendimiento social que coadyuva a erradicar la corrupción, constituye un instrumento fundamental del Estado, para evaluar la gestión del gobierno y el cumplimiento de los objetivos y metas de los programas que ejecuta, pero también para identificar, corregir y sancionar prácticas irregulares o ilícitas cometidas por los sujetos obligados”, insistió.

 

Consideró como de suma relevancia, analizar el estado que guardan las observaciones-acciones emitidas por la Auditoría Superior del Estado (ASE), a efecto de evaluar a través de revisiones técnicas la calidad con que se están solventando las observaciones emitidas y contar con una efectiva rendición de cuentas”.

El morenista dijo que con este reforma  se evitará que entidades federales de vigilancia y auditoría, como la Secretaría de la Función Pública, “observe y se audite lo que aquí en Guerrero no se hace”, enfatizó.

 

Refirió que  dicha secretaría “requirió al gobierno de Guerrero reintegrar mil 119.9 millones de pesos a la Tesorería de la Federación por no aportar pruebas para solventar 142 observaciones de auditorías a recursos federales entregados de 2013 a 2018”, lo cual representa la sexta cifra más alta entre los 30 estados con observaciones, expuso.

 

Por ello, indicó es necesario hacer reformas y adiciones, como la que se propone  que permite fortalecer la vigilancia de las actuaciones del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Guerrero, sostuvo.

COMPARTIR