Por Ignacio Hernández Meneses

 

Por culpa de los directivos de la CAPAMA, es un cochinero el fraccionamiento Club Deportivo, “tiene un problema muy grande que no repara su colector y tubos muy viejos”, denunció Carlos Reyes Paris, representante de los inconformes.

Explicó que apenas llueve y todo se inunda en esta zona del Acapulco dorado, por eso hay una preocupación grande, porque hay mucha actividad como bancos, una universidad y condóminos.

Carlos Reyes París demandó la intervención del Consejo de Administración de la CAPAMA e incluso, dijo que hay pláticas con el gobierno del estado para que ya haya una solución efectiva.

En este sitio, turistas nacionales se quejan de olores fétidos sobre la calle Tabachines, que prácticamente se convirtió en un río de aguas negras en el fraccionamiento Club Deportivo, sin que la CAPAMA interviniera para su reparación.

No es la primera vez que se da este desperfecto, la historia se repite porque el 24 de julio de 2018 se dio una fuga similar a la altura del hotel Copacabana que afecto su edificio Centro de Convenciones.

En un recorrido realizado por el lugar, pudimos ver que en esta área turística, de nueva cuenta, se registró una enorme fuga de agua que impidió que algunos turistas bajaran a la playa.

Otros visitantes, salieron de sus hoteles para tomar sus autos y dirigirse a otros sitios del puerto debido al insoportable olor de las aguas del drenaje que llegaba hasta las calles de Laurel, Almendro y Tamarindos.

COMPARTIR