Federico Nogueda Berdeja 

Han sido varios los presidentes municipales de Acapulco, bajo el tema de la falta de agua en el puerto, que ganaron la elección a la alcaldía, pero también al salir esa falta de agua, les destrozó sus futuras aspiraciones a otros cargos populares. 

El tema de la falta de agua, es ya hereditario, ha sido un arma de doble filo, dependiendo como la sepas utilizar, así serán los resultados, pero si es un hecho, que nadie de los ex alcaldes sale sin ser raspado por la falta del líquido. 

Da la impresión o a veces mandan el mensaje que es necesario para el discurso social o de campaña, que la paramunicipal siga en esas condiciones de déficit financiero eterno, falta de infraestructura de bombas, tubos de 16, 8, etcétera. 

La CAPAMA es pues, o ha sido durante varios años un instrumento estratégico, para acabar con las aspiraciones de algunos políticos que han sido alcaldes, muy pocos han salidos librados, uno de ellos fue Carlos Zeferino Torreblanca Galindo.

Al cual le alcanzó la presidencia municipal para llegar a ser gobernador de Guerrero, pero hasta ahí, porque de ahí en adelante a nadie le ha alcanzado conseguir ser gobernador desde Acapulco. 

Una de las últimas estrategias en los últimos 9 años es, reventar al sistema de electricidad, y el cierre de las llaves para que no circule el agua, eso le pasó en demasía a Luis Walton Aburto, a Evodio Velázquez Aguirre en algunas ocasiones le cortaban la luz porque no alcanzaba a pagar, en otras no, y lo declaraba.

A hoy le tocó a la alcaldesa Adela Román Ocampo, quién de acuerdo a sus declaraciones, da los elementos para sustentar la hipótesis, del instrumento que se convirtió la CAPAMA para destrozar o alzar una carrera política. 

Al destacar la alcaldesa las varias ocasiones de que ha sido objeto, en el corte de suministro de la luz a la paramunicipal. Dijo, así, por ejemplo: ‘Hay muchas manos negras metidas en el corte de la luz a CAPAMA’, ‘Hay varias formas de querer desestabilizar a este gobierno municipal’. 

‘Me han buscado por todos lados y no me van a encontrar’, ‘Esto puede ser de índole político, aquí no hay ignorancia, aquí hay perversidad’. Y otras más palabras que destacó la presidente Adela Román. 

Es un hecho que los tiempos electorales están tocando a las puertas en el estado de Guerrero, algunos con posibilidades de ganar, otros de plano no, como tan natural se presentan las elecciones. 

Hay posibilidades de que en esta administración nacional del presidente AMLO, se pueda rescatar la deuda histórica que tiene la CAPAMA de más de 500 millones de pesos, sólo en el caso de la deuda con la CFE, aparte ISSSPEG y FOVISSSTE, entre otros. 

Así también los proyectos sociales y económicos que podrían venir de la federación para el puerto de Acapulco, que anunciaría el presidente AMLO en su próxima visita a Acapulco., esto sería un boom para los anhelos políticos de varios sectores y un reto para otros. 

federicosol@yahoo.com.mx

 

COMPARTIR