Juan José Romero

 

La escasez de agua entubada en algunas colonias ha triplicado el costo por el vital líquido en los hogares ya el costo por pipa oscila entre los 250 y 300 pesos por 3 mil litros mientras que por 11 mil cuesta entre 500 y hasta 600 pesos.

 

Pese a los esfuerzos de la autoridad municipal por llegar agua y exhortar a la ciudadanía a cuidarla, no han sido suficientes para la demanda que la ciudadanía exige de la autoridad municipal en esta época de estiaje.

 

Vecinos del barrio de San Antonio al igual que decenas de colonias, se quejaron de la falta de agua en sus hogares aun cuando quienes manifestaron su inconformidad dicen van al corriente en sus pagos por un servicio que aseguran no reciben.

 

Un grupo de vecinos de la calle Mina del populoso barrio, aseguran que llevan más de un mes sin una sola gota de agua por lo que optaron por comprar agua en pipas con los costos líneas arriba señalados.

“No tenemos agua y la verdad la pipa cuesta muy cara, y lo peor es que vamos al corriente con nuestros pagos y nomas agua no nos llega, llevamos más de un mes y medio y tampoco han llegado las pipas para quienes si pagamos el agua puntualmente”, expresaron.

Aseguran que bloquear calles se ha vuelto una opción, pero reconocen que al realizar este tipo de acciones quienes más se benefician son quienes no paga el servicio y no apoyan con el bloqueo de las vialidades, “y así no”.

No obstante, propusieron que la autoridad con una lista de quienes si pagan el servicio, tenga prioridad sobre quienes no pagan pero son beneficiarios del programa de agua en pipas como actualmente ocurre, indicaron.

De acuerdo con la autoridad municipal, los sistemas de donde se surte el agua para la capital del estado, han bajado considerablemente en esta época de estiaje, y mencionaron que en el caso Omiltemi, la captación bajo a menos de 80 litros por segundo mientras que de los sistemas Mochitlán y Acahuizotla, bajo a la mitad lo que pone en aprietos a las autoridades para satisfacer la demanda ciudadana.

COMPARTIR