Por Ignacio Hernández Meneses

 

Caos vial en la avenida costera a la altura del Zócalo, provocaron ayer por la a mañana pescadores y buzos de la Sociedad Cooperativa playa La Angosta, que con pancartas en mano exigieron del gobierno del estado el pago del programa de apoyo por mar de fondo etiquetado como marea roja.

Encabezados por Francisco Flores Méndez, presidente de los cooperativistas inconformes, expuso que están viviendo una temporada difícil por eso es urgente la ayuda.

El líder Francisco Flores precisó que son 10 cooperativas y 600 familias que vive de la pesca en Acapulco.

Llamó a las autoridades pesqueras a que agilicen los trámites porque este problema grave repercute en los cooperativistas que dependen de las riquezas del mar pero hoy enfrentan condiciones adversas.

Los buzos y pescadores taponearon la principal avenida del puerto, demandaron el pago de mil 100 pesos a cada uno del programa mar de fondo a pesar de que este fenómeno se ha presentado en al menos cinco ocasiones.

 

Calor, enojo y pancartas…

 

Recordaron que el año pasado fueron cerca de 700 buzos y pescadores beneficiados en tres ocasiones, con mil 100 pesos por socio, pero ahora no han tenido más que promesas.

El plantón tuvo lugar al pie del viejo edificio Oviedo, en la esquina con Juan Ranulfo Escudero, frente a Sanborns. La principal consigna fue la exigencia al gobierno del estado el pago del apoyo económico por las afectaciones provocadas por el mar de fondo y la marea roja.  

Flores Méndez sostuvo que en lo va del año no han recibido ningún apoyo por parte del gobierno, “a pesar de que en el mismo periodo se han registrado mínimo cinco eventos de mar de fondo y Finanzas no ha liberado el dinero”. 

Los quejosos llegaron muy puntuales, antes de las nueve de la mañana. En su protesta tomaron los carriles del sentido Base-Caleta frente al Zócalo, y 10 minutos después se colocaron sobre la vía en dirección Caleta-Base, para luego caminar hacia el Palacio Federal en espera de ser atendidos por funcionarios, pero no los escucharon, por eso cerraron el corazón de Acapulco, asfixiaron la ciudad.

COMPARTIR