El presidente brasileño ya se encuentra en Argentina para una serie de reuniones de trabajo. Se prevé que regrese a su país antes del final del día. Organizaciones sociales preparan protestas contra su visita.

COMPARTIR