A unos días del festejo de la noche de Independencia, los comerciantes de adornos patrios señalan que las ventas están bajas asegurando que las personas ya no siguen esa tradición  de comprar adornos para sus hogares.

Los vendedores comentan que las personas  ponen como pretexto los altos precios cuando aseguran que hay desde 10 pesos hasta de más las piezas más grandes que ofrecen a sus clientes 

Lamentan que poco a poco se vayan perdiendo las tradiciones tan importantes como los festejos patrios, entre otros como la de diciembre, consideran que se debe principalmente a la violencia  que se vive.

En las calles del centro de la ciudad se pueden ver a pocos vendedores ofreciendo los adornos de fiesta patrias, solo se pueden ver la poca decoración del ayuntamiento, los pocos que hay aseguran que no tienen ventas.

Una de las vendedoras detalló que ellos se ponen con anticipación, pero que ahora solo algunos llegaron a ofrecer sus mercancías  ante la nula venta que hay, pero espera que recuperen lo que invirtieron.

“Nosotros vendemos cosas artesanales como lo son los aretes, también vestidos que hacen costureras mexicanas que se ganan la vida de esa forma, por eso es importante que las personas compren  a los artesanos que se ponen en las calles del puerto”, expresó la comerciante.

En su pequeño puesto ubicado a la salida de una tienda departamental cerca del zócalo la comerciante tiene de todo para festejar el Grito de Independencia, desde moños mexicanos hasta banderas.

Cerca de ese lugar se pudo contar a no más de cuatro puestos de adornos mexicanos, esto se debió a que muchos ya no decidieron vender debido a que las ventas han estado bajas desde años anteriores.

“Muchos de los compañeros ya no vinieron a vender, creo que hicieron lo mejor ya falta pocos días para la celebración y no hay muchas ventas, esperemos que ese día del grito la ventas se incrementen”, finalizó.

Por Eduardo Flores Salado

COMPARTIR