Por Ignacio Hernández Meneses

Hasta el momento están operando 28 cocinas comunitarias y se van abrir siete más, sin embargo, “hay mucha gente que quiere sacar provecho y raja política de la pandemia”, cuestionó Silvestre Arizmendi Torres, vocero de la Presidencia.

“Ahorita son 28 cocinas comunitarias, entonces la idea es llegar a 35, hoy miércoles se abrió una más precisamente en Pie de la Cuesta, mañana se abre otro en Guamuchitos”, precisó luego de señalar que para tal efecto, hay una planificación estratégica y presupuestal, todo previamente por la presidente municipal Adela Román Ocampo.

El funcionario municipal aclaró que el servicio de las cocinas comunitarias se da sin distingo partidista, sin mirar etiquetas, simplemente llevando el apoyo como se ha estado haciendo y sobre todo, que el alimento llega a las personas más necesitadas del puerto de Acapulco”.

 

Silvestre Arizmendi expuso que “efectivamente, en este preocupante y lamentable paso del Covid 19, “aquí se ha dado que hay mucha gente que quiere sacar provecho y raja política de la pandemia, entonces nosotros, el gobierno municipal que encabeza Adela Román, está actuando acorde a las necesidades que hay en la población acapulqueña”.

 

Finalmente explicó que estas cocinas comunitarias “van a estar funcionando hasta que termine la pandemia, hasta la nueva normalidad”.

 

 

 

Adriana Román: Con el plan de contingencia, DIF contribuye al bienestar

 

 

 

Al encabezar una entrega más de apoyos alimentarios en poblados de la zona rural de la ciudad, el Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF Acapulco) contribuye al bienestar de toda la población acapulqueña, aseguró la presidenta del patronato, Adriana Román Ocampo.

 

Como parte del plan de contingencia que puso en marcha el Gobierno de Acapulco ante la pandemia del Coronavirus COVID -19, que ha afectado el ingreso económico de las familias, la titular del DIF visitó los poblados de La Picuda, Los Órganos y Altos del Marqués para entregar apoyos alimentarios que han sido donados por empresarios y representantes de la sociedad civil.

 

“Como ĐIF la misión más grande que tenemos es contribuir al bienestar social de todas las familias del municipio de Acapulco que se encuentran en estado de mayor vulnerabilidad; hoy, nuestra alcaldesa Adela Román Ocampo nos pide enfocarnos aún más y estar atentos en las necesidades de las personas que pasan por momentos de crisis económica y por ello nos ha instruido coordinar el programa alimentario”, afirmó la primera trabajadora social del municipio.

 

Se entregó durante el recorrido de trabajo, pollo, frijol, arroz, aceite, agua potable, entre otros productos de la canasta básica; además de que se distribuyen alimentos a través de las 28 Cocinas Comunitarias, las cuales son supervisadas todos los días, con la finalidad de brindar un mejor servicio a la población.

 

COMPARTIR