Agencias 

CHILAPA DE ÁLVAREZ.- Tras la solicitud del gobernador Héctor Astudillo Flores al presidente Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita a Guerrero, a los municipios de Chilapa y Tlapa, el fin de semana pasado, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela y el director del IMSS-Bienestar, Zoé Robledo Aburto, realizaron un recorrido de supervisión y evaluación a la obra de lo que será el nuevo Hospital Regional de Chilapa de Álvarez.

Después del recorrido por este hospital, el cual contará con 60 camas, Unidad de Cuidados Intensivos, área para neonatales, 3 quirófanos, 11 consultorios, área de urgencias, para brindar atención de calidad a más de 122 mil habitantes de municipios circunvecinos, los funcionarios sostuvieron una reunión de trabajo en la que además del tema de Chilapa, trataron las condiciones del Hospital de Tlapa y el de Ayutla que está por iniciar su construcción.

El Ejecutivo guerrerense solicitó nuevamente que este hospital de Chilapa sea operado por el IMSS-Bienestar, tal como se lo planteó al presidente López Obrador en su pasada visita a este municipio.

Recordó que el hospital de Chilapa es una obra inconclusa desde 2011, por lo que en esta administración se gestionaron recursos para que avanzara y ya se encuentra en 88 por ciento.

Para que este hospital entre en funcionamiento lo más pronto posible, Astudillo Flores indicó que el gobierno del estado absorberá las obras complementarias pendientes como el transformador y el mejoramiento de accesos.

Comentó que se revisaron las inquietudes de los trabajadores, la contratación de especialistas, revisar el albergue, el equipamiento, el servicio de energía eléctrica, así como el suministro de agua potable.

Sobre este punto abundó: “Estamos en la ruta y agradezco la presencia del secretario Jorge Alcocer y del director de Seguro Social, Zoé Robledo, en esta reunión de trabajo más el recorrido. Los especialistas claro que se necesitan, se necesita una plantilla mayor, ya se planteó en la mesa de trabajo, se requiere más dinero, se requiere revisar el albergue, la estancia de los médicos, todo eso está en la voluntad de trabajo”.

El gobernador agradeció la visita de ambos funcionarios y al presidente Andrés Manuel López Obrador por su disposición para que este hospital quede concluido.

Por su parte, el director del IMSS-Bienestar, Zoé Robledo Aburto, dijo que hay condiciones en lo general para que este hospital pase a formar parte de esa dependencia, sin embargo se tienen que hacer adecuaciones, tal como sucedió en San Luis Potosí, obra que había iniciado desde 2009 y se recuperó.

“Sabemos que desde hace años inició (la construcción del hospital), es una cosa importante, estamos ya trabajando para poderlo recibir, pero es una ruta que se tiene que contemplar de manera integral y justamente para que no demos pasos en falso que nos hagan perder más tiempo, porque entendemos la presión de la gente, pero hay una salida y para eso estamos trabajando”, precisó.

En su intervención, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, dijo que Guerrero representa una prioridad en su atención por parte del gobierno federal.

Previó que la inauguración del hospital se pueda dar en 4 meses, pues primero se tiene que concluir al 100 por ciento la estructura, revisar el equipamiento y mantenimiento.

Asimismo, acordaron reunirse en fechas próximas para darle seguimiento y concluir de manera correcta este hospital necesario para la población.

En la reunión y recorrido también estuvieron el delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos,

el presidente municipal de Chilapa de Álvarez, Jesús Parra García, así como directivos de Salud estatal y del gobierno federal e IMSS.

 

COMPARTIR